SPORTYOU

Archivo
26 de octubre de 2021 26/10/21

Euro 2016

Cristiano Ronaldo, máximo goleador histórico de la Eurocopa

Cristiano Ronaldo

El delantero portugués, con su magnífico cabezazo, ha igualado a Platini a nueve goles para convertirse en el mejor anotador del torneo de selecciones


6 de julio de 2016 - Sportyou

Cristiano Ronaldo, con el espectacular remate de cabeza que sirvió para adelantar a Portugal ante Gales y encarrilar el pase a la final del torneo, se ha convertido en el máximo goleador histórico al igualar con Platini a nueve tantos. El domingo tendrá una oportunidad de oro para liderar en solitario esta clasificación, en su segunda final de Eurocopa, tras la que perdió hace doce años en casa contra Grecia.

El portugués marcó sus primeros dos goles en 2004, sumó uno más en 2008, hizo tres en 2012 y, de momento, en 2016 acumula tres más.

Esta noche, durante la primera, parte apenas había podido intervenir, con Portugal más interesada en mantener la portería imbatida que en lanzar ataques. Con esa situación, Ronaldo tuvo varias pugnas con los centrales galeses y en una de ellas pidió penalti de Colllins.

Sin embargo, nada más empezar la segunda mitad, tras un centro perfecto de Guerreiro desde la izquierda, el delantero del Real Madrid y capitán luso, se elevó por encima del resto de jugadores para firmar un potente testarazo, imposible de detener para Hennessey.

Su tercer gol en el torneo después de los dos que marcó ante Hungría, que le sitúan a sólo uno de Griezmann, el máximo anotador de esta edición.

Después, también protagonizó el golpe casi definitivo a Gales con un centro chut desde la frontal que Nani desvió para anotar el segundo tanto de Portugal. Ese pase de gol también le sirve para convertirse en el único jugador que ha marcado y asistido en dos partidos de semifinales en una Eurocopa, según comentaba en Twitter @2010MisterChip.

Pasada la hora de juego Ronaldo lanzó un libre directo potente que pasó muy cerca del larguero. Luego, en el tramo final, pudo marcar de nuevo. Aunque llegó en una posición demasiado forzada al mano a mano con el portero de Gales y el remate fue a parar al lateral de la red.

Las sensaciones habían cambiado radicalmente respecto al primer periodo y se sentía cómodo en el campo, con la mente ya puesta, poco a poco, en la final del domingo.

 

 

Temas relacionados:
Volver arriba