SPORTYOU

Archivo
19 de agosto de 2019 19/08/19

General

… Y Cristiano se fue sin marcar ante el Almería

Cristiano Ronaldo no tuvo ante el Almería su mejor noche de cara al gol. El delantero portugués lo intentó una y otra vez, pero unas veces la puntería y otras los defensas o sus propios compañeros no le permitieron marcar goles. Tras la exhibición del Barcelona frente al Getafe, con dos goles de Leo Messi, […]


29 de abril de 2015 - Sportyou

Arbeloa y Cristiano Ronaldo

Cristiano Ronaldo no tuvo ante el Almería su mejor noche de cara al gol. El delantero portugués lo intentó una y otra vez, pero unas veces la puntería y otras los defensas o sus propios compañeros no le permitieron marcar goles. Tras la exhibición del Barcelona frente al Getafe, con dos goles de Leo Messi, Cristiano quería aprovechar la presencia de un equipo de la zona baja para aumentar la diferencia con el argentino en la tabla de máximos goleadores. Cristiano sigue al frente con 39 tantos y Messi le sigue a uno de distancia, que ahora podrían ser 3 si Cristiano hubiera marcado alguno de los que tuvo a tiro frente al Almería.

En el primer tiempo, Crisitano lanzó dos faltas directas que salieron por encima de la portería. Una rozó el larguero y la otra se alejó bastante de las redes de Rubén. En la segunda parte tuvo dos clarísimas ocasiones de gol. En la primera, el centro de Toni Kroos que iba en su busca fue interceptado por Mauro, que marcó en propia meta. Cristiano levantó su mano derecha y, con gestos claros, negó que él hubiera sido el autor. La segunda oportunidad clara se la arrebató Arbeloa. La jugada por la izquierda la terminó Chicharito con un pase al segundo palo donde llegaba el portugués; pero antes de que rematase se le anticipó Arbeloa. El delantero amagó un gesto de disgusto, al que el lateral restó importancia en zona mixta”: “A mí no me molesta. Y si no me molesta a mí, que no le moleste a nadie”; “lo entiendo: se juega mucho en la pelea con Messi”.

Cristiano no había forzado la quinta tarjeta frente al Celta con la idea de marcar algún frente al Almería, pero no le salió la jugada. Ahora, con Messi pisándole los talones, si quiere ganar el trofeo de máximo goleador de Liga deberá de momento marcar el sábado contra el Sevilla en el Sánchez Pizjuán. Y, con todo y eso, el olfato del argentino parece estar más fino que el del portugués.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba