SPORTYOU

Archivo
30 de noviembre de 2022 30/11/22

General

Corea despierta a España de su sueño

La selección coreana ha despertado a España de golpe. La derrota 2-1 ha dejado a España fuera del Mundial, en su primera aventura de este nivel. Las chicas de Ignacio Quereda se adelantaron gracias a una espectacular jugada de Marta Corredera, de largo la mejor de la Roja que iba de blanco, que pasó entre […]


18 de junio de 2015 - Sportyou


La selección coreana ha despertado a España de golpe. La derrota 2-1 ha dejado a España fuera del Mundial, en su primera aventura de este nivel. Las chicas de Ignacio Quereda se adelantaron gracias a una espectacular jugada de Marta Corredera, de largo la mejor de la Roja que iba de blanco, que pasó entre líneas a la capitana Vero Boquete para que marcara a placer. España tuvo el control, pero no supo convertirlo en una goleada. Y costó muy caro.

Un despiste defensivo supuso el empate, el principio del fin. Vicky Losada, precisamente la que consiguió el primer gol de la Selección, tuvo un imperdonable error, cuando se durmió con el balón atrás. La coreana Park se la robó y, con un certero centro, la capitana Cho aprovechó otra mala salida de Tirapu para poner el 1-1 y destrozar las opciones de España. Quereda no se lo pensó: tres minutos más duró Losada en el campo antes de que entrara Silvia Meseguer. Después, Natalia Pablos, poco activa en este partido, salió por Sonia Bermúdez, para que por último fuera Erika Vázquez la que entrara en el duelo.

La rápida reacción en el banquillo no supuso ningún cambio, y menos tras la puñalada para España que llegó en los minutos finales. Nadie esperaba el golazo que marcó Kim Shooyun, ni ella misma: un centro chut, sin mirar, se envenenó y Ainhoa Tirapu, que estaba más adelantada de lo deseable, acabó viendo cómo le encajaban el cuarto gol de este Mundial.

España, ya fundida tanto física como psicológicamente, lo intentó hasta el último instante, pero como un cruel epílogo, el balón de falta de Sonia Bermúdez -precedido de un conato de tángana entre Boquete y las coreanas, más preocupadas por perder tiempo que por jugar- se estrelló en el larguero, y con él, los sueños de lograr algo muy grande de la Selección española femenina.

Volver arriba