SPORTYOU

Archivo
2 de abril de 2020 2/04/20

Opinión

Opinión

Copa ACB: El Barça reina y es retado para el futuro


  • 14 de febrero
    de 2011
  • Daniel Cana

Messina terminó la semifinal ante Valencia orgulloso de que su equipo había sido capaz de recibir sólo 24 puntos en la segunda parte, solventando así un marcador de 27-40 a inicios del tercer cuarto que amenazaba con dejarles sin final. El entrenador italiano ya pensaba, por supuesto, en la cita decisiva pese a que FC Barcelona aún no había jugado su partido ante Baskonia.

Pero el ensayo era válido. Su comentario sobre las bombas y los palestinos, por desafortunado, es mejor relacionarlo con el desgaste mental del que habló al término de la final. Recordar cómo empezó el partido de la Supercopa en septiembre (15-26) o el más reciente de Liga ACB en diciembre (15-28), por no hablar de la final de la Copa 2010 en Barakaldo, debía resultar una insoportable gota malaya en la mente de los jugadores. Por tanto, primer objetivo: defensa asfixiante, marcaje cara a cara de Prigioni sobre Navarro junto con repetidas ayudas y ritmo lento de juego para que, a la larga en el partido, el Barça se contagiara y el título se decidiera en las cuerdas y no en el centro del ring. Mejor agarrarse que bailotear ligeros de piernas.

Terminó el primer periodo con partido igualado, algo ya era diferente a los sangrientos precedentes. 17-19, Navarro a cero y sólo Anderson viendo aro con facilidad. Lorbek fallando tiros sencillos bajo canasta y en general sin amenaza exterior azulgrana. Para el Madrid, los movimientos de Tomic y algo de Tucker. Preludio de un segundo cuarto aún más empantanado, empate a 30 al descanso, con la sensación general de tremendo esfuerzo madridista para poco rédito, de optimismo moderado al ver a Navarro sin anotar todavía como percepción en el bando azulgrana.

Por fin el guión era el de un partido de baloncesto de verdad, de esos importantes que se deciden en el tercer cuarto según cuenta la ortodoxia. Y así fue. Mientras Messina mantenía la apuesta -con llamativas felicitaciones a sus jugadores tras buenas acciones defensivas-, Xavi Pascual optimizó a la perfección su rotación. Dio con la tecla. Apostó por Víctor Sada como indiscutible timón, recibiendo a cambio puntos, rebotes, asistencias, robos y un gigantesco intangible ganador. Confió en la serenidad de Lorbek pese a su mal inicio y obtuvo dos triples claves. Reconoció el hambre de Ndong como center titular y concedió algún minuto más del habitual al talento mayúsculo de Morris, ese ‘3’ que te postea e intimida cuando crees que no, ese ‘4’ que te enchufa triples en cuanto le das un metro. La continuidad del MVP Anderson y los respiros de Grimau a Navarro completaron la jugada. La Bomba, letal vs Baskonia el dia anterior, pareció acusar los tres días seguidos de competición y no tuvo la frescura ya no para anotar sino para repartir juego en forma de asistencias, característica también importante de su juego.

En cualquier caso esa química le dio al FCB la primera ventaja seria, 37-44, de la que el Madrid pudo sobrevivir hasta el definitivo 49-64 a falta de seis minutos. En ese intervalo, el decisivo del partido, Messina comprobó la hiel de su táctica. Pudo ganar desde la defensa, pero murió, ahogado y sin oxígeno, un poco más cerca de la orilla que otras veces, por la defensa. El esfuerzo en detener la transiciòn ofensiva azulgrana, en una competición como la Copa, tan exigente en lo físico, terminó por cobrarse la factura de la lucidez en ataque. No la tuvo Suárez, ni Felipe, tampoco Mirotic. Un par de tiros encadenados de Sergio Rodríguez fue lo poco real que opuso el Madrid cuando se ventilaba el título.

Esta Copa la alzó, con las muletas muy cerca, Gianluca Basile, en un gesto que dice mucho del vestuario azulgrana (como el ver a Pete Mickeal pasar balones en la rueda de calentamiento previa al segundo tiempo). Quedan la Liga ACB y esa apetitosa F4 en el Palau Sant Jordi. Magníficos estímulos para que el Real Madrid continúe acortando las distancias e incluso pueda jugar un poco más cara a cara a su temible adversario. Quizá así Florentino Pérez aparente al saludarle conocer mejor a Messina que Sandro Rosell.

Estadística oficial del partido, en ACB.com

Prórroga: Bienvenida a la revista Mediacancha, impulsada y bautizada en la Copa por César Nanclares y Quique Peinado, con colaboradores de lujo como Daimiel e Iturriaga. Suerte para el proyecto.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba