SPORTYOU

Archivo
15 de octubre de 2019 15/10/19

General

Los catastróficos errores del accidente de María de Villota

La investigación en torno a la muerte de María de Villota se cerró hace unos meses, sin que se encontrara a Marussia -actual Manor- imputable de ningún delito penal. Sin embargo, el informe del ‘Health and Safety Executive (HSE)’, los encargados de investigar lo sucedido, al que ha tenido acceso la BBC establece que la […]


28 de junio de 2015 - Sportyou



La investigación en torno a la muerte de María de Villota se cerró hace unos meses, sin que se encontrara a Marussia -actual Manor- imputable de ningún delito penal. Sin embargo, el informe del ‘Health and Safety Executive (HSE)’, los encargados de investigar lo sucedido, al que ha tenido acceso la BBC establece que la unión de unos catastróficos errores tanto del equipo como de la piloto provocaron el accidente que hizo perder a la española el ojo y, a la postre, la vida.

Por parte de Marussia, su culpa recae en dos factores: los ingenieros no explicaron a María cómo debía parar el coche y el camión estaba colocado en una posición inusual y con una plataforma elevadora en posición de peligro. Por parte de la piloto, pensaba que iba a esquivar el camión en el último momento, pero no vio dicha plataforma.

Así fue el accidente de María de Villota

Los documentos de HSE explican cómo fue exactamente el accidente. El 3 de julio de 2012, María de Villota disputó sus primeros test en línea recta con Marussia en el aeródromo de Duxford (Cambridgeshire). Tras alcanzar velocidades superiores a los 240 km/h, el coche de la española chocó con un camión de apoyo, que tenía su plataforma elevadora a la altura de los ojos, cuando ella estaba parando. El informe da aquí la primera clave: pese a que era un camión estándar, la plataforma era inusual y más larga que las de un camión normal que se usan en las carreras.

Antes de pilotar, los documentos de HSE aseguran que a De Villota se le dieron instrucciones por parte de su ingeniero de carrera en ese día, pero no incluían ningún protocolo acerca de parar el coche o qué marchas debía seleccionar cuando llegara al improvisado ‘pit lane’0. Ella dio una vuelta de instalación en la pista, pero no le explicaron el procedimiento de parar en ningún momento.

Tras dos vueltas exitosas en el Fórmula 1, De Villota estaba volviendo a la zona del garage cuando las ruedas delanteras se bloquearon en la frenada. Como las marchas estaban engranadas y el coche estaba preparado con un sistema anticalado, diseñado para mantener las revoluciones del motor sobre las 4100 RPM para evitar daños, el Marussia estaba ‘peleando’ con María y ‘lanzó’ a la piloto a través de la pista directa contra el camión. De Villota apretó el botón para desbloquear el embrague y ponerlo en punto muerto antes del accidente, pero no ocurrió nada. Tampoco pudo bajar de primera a segunda marcha, debido a ese sistema anticalado.

Los ingenieros ya le habían avisado que no iba a poder gestionar el embrague cuando el volante estuviera bloqueado totalmente, que es justo lo que ocurrió en el momento del accidente. El informe también reitera que habían dejado la plataforma trasera del camión en una posición que “no sólo creó riesgo de heridas, sino que también sobresalía a la altura de los ojos de la persona fallecida”. María siempre dijo después que ella pensaba que podía esquivar el camión, pero no vio la plataforma.

El informe pone en valor los años de experiencia de la madrileña como piloto de carreras y que había conducido coches de Fórmula 1 de Lotus Renault en circuitos de Francia y España. Esto hizo que Marussia confiase en “las capacidades y experiencia de la piloto”.

Temas relacionados: ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba