SPORTYOU

Archivo
22 de enero de 2020 22/01/20

General

¿Insulto o menosprecio?

Entre las polémicas por las múltiples sanciones a jugadores y técnicos del Real Madrid tras el partido contra el Villarreal, la de Pepe merece un análisis aparte. El Comité de Competición le ha castigado con dos partidos de suspensión por las palabras que, textualmente, le dirigió al árbitro al final del partido:”¡Vaya atraco, hijo de puta!”. El Comité […]


23 de marzo de 2012 - Sportyou

Entre las polémicas por las múltiples sanciones a jugadores y técnicos del Real Madrid tras el partido contra el Villarreal, la de Pepe merece un análisis aparte. El Comité de Competición le ha castigado con dos partidos de suspensión por las palabras que, textualmente, le dirigió al árbitro al final del partido:”¡Vaya atraco, hijo de puta!”. El Comité ha aplicado a Pepe el artículo 117 del Código Disciplinario de la RFEF (referido a menosprecios y desconsideraciones) en lugar del 94 (sobre insultos y ofensas verbales).

Artículo 94: Insultos, ofensas verbales y actitudes injuriosas. Insultar, ofender o dirigirse en términos o actitudes injuriosas al árbitro principal, asistentes, cuarto árbitro, directivos o autoridades deportivas, salvo que constituya falta más grave, se sancionará con suspensión de cuatro a doce partidos. Cuando el infractor sea un médico, aTS/DUe o fisioterapeuta de los equipos contendientes acarreará la imposición de la sanción de suspensión entre uno y tres meses, salvo que el hecho fuere constitutivo de infracción de mayor gravedad, con la accesoria pecuniaria correspondiente.

Artículo 117: Actitudes de menosprecio o desconsideración hacia los árbitros, directivos o autoridades deportivas. Dirigirse a los árbitros, directivos o autoridades deportivas en términos o con actitudes de menosprecio o de desconsideración siempre que la acción no constituya falta más grave, se sancionará con suspensión de dos a tres partidos o por tiempo de hasta un mes.

En caso de que el Comité hubiera entendido que “hijo de puta” es un insulto y no un menosprecio, a Pepe le habrían caído entre cuatro y doce partidos. Al entender que es un menosprecio, le han caído solo dos.

En cuanto a la primera tarjeta, ha quedado sin efecto porque el Comité, tras analizar las alegaciones del Real Madrid ha entendido que el jugador “no incurre en simulación, por cuanto es el impacto del jugador contrario el que produce su derribo, y en su consecuencia debe dejarse sin efectos disciplinarios la amonestación de que fue objeto en el minuto 44”.

El Comité de Apelación ha desestimado el recurso del Real Madrid, aunque estima que ellos habrían determinado que se le castigara según el artículo 94, porque consideran una injuria grave el hecho de llamarle “hijo de puta” al árbitro.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba