SPORTYOU

Archivo
9 de julio de 2020 9/07/20

Opinión

Opinión

¡Cómo me gusta esta Copa!


  • 06 de febrero
    de 2020
  • Iñaki Cano

No lo digo por lo que le ha pasado al Real Madrid. No. Soy defensor de una Copa a la inglesa pese a que la antigua RFEF no se atrevía a molestar a los todo poderosos de nuestro fútbol y a los demás grandes. Ahora se entiende porqué no querían éste formato de competición. La Copa a partido único en el campo del ‘pequeño’ es un riesgo que trastoca presupuestos y orgullos. En el caso del Real Madrid, que jugaba en su casa ha sido un bajonazo en toda regla para esos aires de superioridad de algunos, que sin haber ganado nada aún, ya estaban protegiendo La Cibeles para los festejos. Ahora si quieren que celebren la eliminación del Barça para consolarse.

La Real Sociedad no sólo ha eliminado al Madrid: le ha dado un repaso táctico pese al intento de remontada final. Imanol Aguacil y sus chicos han desnudado las vergüenzas defensivas del Real Madrid, que llevaba 21 partidos sin perder, gracias a ese sistema o a los hombres que lo ponían en práctica por orden del mister pero… Casemiro se quedó fuera por enfermedad y el Madrid lo sufrió en demasía. Además, ‘Zizou’ hizo una ‘ZidaNada’ de las suyas y no quiso que de entrada jugasen Modric, Varane o Mendy y sin ellos y con Marcelo, el equipo y Zidane se la han pegado muy gorda.

Pero lo que le ha pasado al Madrid con la Real se quedará casi en aguas de borrajas porque el FC Barcelona no jugará lo que queda de éste torneo del KO. Si lo del Real Madrid es grave, lo del FC Barcelona traerá terribles consecuencias, quizás mañana antes que pasado. A la crisis que estalló en las vísperas del duelo de San Mamés ha terminado en hecatombe blaugrana. Leo Messi no ha podido calmar las aguas en Can Barça, que no es que bajen turbias, es que están negras y muy sucias por los acontecimientos de Abidal, Messi, Bartomeu y etc, etc.

En el FC Barcelona se presienten terremotos en todas las zonas. En el campo, en el palco y en los despachos sin olvidarse del banquillo de Quique Setién, ya que en Bilbao la pesadilla ya fue más profunda que el sueño de entrenar y ganar con el FC Barcelona (aunque la eliminación del Real Madrid, seguramente, haga que el dolor lo sea menos para los ‘culés’). El que no se consuela es porque no le da la gana pero, los dos, Barcelona y Real Madrid, se ayudan en momentos de crisis y a las pruebas me remito de cómo se resucitan mutuamente.

La Copa del Rey de Luis Rubiales es un pelotazo aunque no estén Madrid o Barça en la final. Ya están vendidas las próximas tres finales, las juegue quien la juegue. Los ‘pequeños’ han soñado y han ganado una pasta gracias a este formato. Los grandes no se atreverán a decirle a Rubiales que no quieren éste sistema y dejarán de inventarse alineaciones en futuras ediciones si no quieren volver a pasar vergüenza al ser eliminados por presupuestos ‘cien’ veces más pequeños. La Copa del Rey y de Luis Rubiales, se asegura el llenazo en La Cartuja y la ciudad de Sevilla le pagará a la RFEF lo que haga falta porque ganarán un ‘pastón’ por acoger la final. Mucho ha tardado en llegar y ahora a ver quien es el guapo que quita ésta Copa que es un Copazo.

Volver arriba