SPORTYOU

Archivo
13 de diciembre de 2019 13/12/19

Fútbol

El club de los jugadores de cristal

Son muchos los futbolistas que han pasado por la Liga española y han sufrido el dolor de las lesiones de larga duración hasta formar un 'equipo' poco deseado


14 de abril de 2017 Bruno Cabras - Sportyou

Giuseppe Rossi se ha vuelto a romper. Es la quinta lesión de rodilla para el delantero italiano. Una mala fortuna que tiene su punto positivo porque la articulación dañada estaba sana a día de hoy. Si hubiese sido la rodilla que ha sufrido ya cuatro intervenciones a buen seguro que en estos momentos estaríamos hablando de la retirada de un futbolista.

Desde hace tiempo, el ahora delantero del Celta ingresó en el selectivo y desgraciado club de los futbolistas de cristal, aquellos que poseen una estructural muscular con alguna pequeña deficiencia como para para desenvolverse en la alta competición sin ningún tipo de contratiempo. Son viejos conocidos de los doctores más prestigiosos y, desafortunadamente para ellos, una primera visita se suele traducir en varias consultas, algunas con el inevitable paso por el quirófano.

Rossi ha roto el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha, pero la lista de futbolistas que mantiene un idilio poco deseado con las lesiones es interminable. El portero del Villarreal Sergio Asenjo es otro de los castigados por el maldito ligamento y sus dos rodillas se han visto afectadas. De hecho, en el partido contra el Madrid volvió a romperse y ha dicho adiós a la temporada.

Ilkay Gondogan, jugador del Manchester City, sabe lo que estar mucho tiempo de baja por culpa de la espalda o por la rotura del cruzado anterior derecho. Riccardo Montolivo, del Milan, sabe lo que es sufrir una rotura de tibia y peroné y perderse Mundial y Eurocopa por culpa de las lesiones. Todo el mundo sufrió con las imágenes de Ronaldo Nazario roto de dolor en un terreno de juego después de recaer de una rotura de cruzado.

Otro de los jugadores que se ganó el apodo de ‘jugador de cristal’ fue Arjen Robben. El ahora delantero del Bayern Munich ha ido superando un verdadero calvario de problemas físicos, que afectaron a su estructura muscular. Su compañero de equipo Thiago también sabe lo que significa pasar media temporada peleando contra una rotura de cruzado y afrontar una recaída por una rotura parcial posterior. La casa de los Alcántara sabe muy bien lo que significan las lesiones de larga duración porque Rafinha también se encuentra en el lecho del dolor porque se ha roto el menisco interno y estará parado cuatro meses. Es el quinto percance del jugador esta temporada (codo, rostro, abductor y talón de Aquiles).

Un capítulo aparte merece Woodgate. El ahora entrenador del Middlesbrough pasó un auténtico suplicio cuando defendió la camiseta del Real Madrid. Nunca se supo con certeza qué le pasaba aunque su espalda parecía ser el origen de las lesiones.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba