SPORTYOU

Archivo
28 de enero de 2020 28/01/20

General

Así llegan Carlo Ancelotti y Luis Enrique al Clásico

Estamos en vísperas del esperado ‘clásico’, quizás uno de los choques más decisivos para el título de Liga. Sólo 1 punto separan al FC Barcelona y al Real Madrid. Una batalla, llena de duelos como el que dilucidarán Carlo Ancelotti y Luis Enrique. Dos papeles que han cambiado completamente a lo largo de la temporada. […]


20 de marzo de 2015 - Sportyou

Ancelotti y Luis Enrique

Estamos en vísperas del esperado ‘clásico’, quizás uno de los choques más decisivos para el título de Liga. Sólo 1 punto separan al FC Barcelona y al Real Madrid. Una batalla, llena de duelos como el que dilucidarán Carlo Ancelotti y Luis Enrique. Dos papeles que han cambiado completamente a lo largo de la temporada.

A lo largo de la temporada, Ancelotti era el triunfador con las 22 victorias consecutivas que consiguió el Real Madrid. Un equipo campeón del Mundialito de Clubes y con Cristiano luciendo el Balón de Oro. Todo era felicidad en la casa blanca hasta que llegó la derrota frente al Valencia (2-1) en Mestalla. A partir de aquí, al equipo le costó ganar. Incluso empatar, como ante un Córdoba colista. Para más inri, el equipo cayó eliminado de la Copa del Rey ante el Atlético de Madrid, con quien también perdería días después en liga por un contundente 4-0. Con la famosa fiesta de Cristiano empezaron las dudas sobre el compromiso del equipo. Y el Madrid parecía ir cuesta abajo con el empate ante el Villarreal (1-1), las derrotas ante Schalke (3-4) y Athletic de Bilbao. Un 2015 para el Real Madrid que nada tiene que ver con aquél que a principio de temporada goleaba a sus rivales y era líder en solitario con diferencia.

Para Carlo Ancelotti lejos quedan su récord de victorias consecutiva. Nadie dudaba de su trabajo y los jugadores reconocieron que sentían “devoción por el entrenador”. Incluso la afición pedía a mediados de noviembre de 2014 la renovación inmediata del técnico italiano. Pero los resultados, las eliminaciones, fiestas y la duda sobre su mano dura con los jugadores han hecho que la situación de Ancelotti a día de hoy y, a falta de cinco días para enfrentarse al Barça, es completamente distinta.

Carlo Ancelotti

Ahora parte de la afición culpa a Ancelotti de la crisis del Real Madrid. Además, se ha llegado a poner su puesto de entrenador en entredicho. Una información de MARCA que provocó que Florentino Pérez saliera en rueda de prensa a desmentir. Habrá que esperar al resultado del domingo, para ver si de verdad el banquillo del Real Madrid está en peligro.

Enfrente, tendrá a Luis Enrique, la cara opuesta. El técnico asturiano empezó cuestionado por afición y jugadores. Matiheu llegó a reconocer a una emisora francesa que “no entendía porque jugaba de lateral en el anterior clásico”. Otros de sus compañeros tachaban a Luis Enrique de poco comunicativo, de evitar el trato directo con los jugadores, incluso de “tener algo personal con los futbolistas”. Incluso Messi llegó a decir que el asturiano se creía “amo y señor del vestuario” y no le veía “capacitado para darle la vuelta a la situación”, según contó COPELa afición se puso de lado del equipo y no había partido en el Camp Nou en el que el entrenador no se fuera pitado.

Luis Enrique

Una situación que poco a poco ha ido cambiando en Can Barça. La clasificación para la final de la Copa del Rey, los resultados en Champions y, sobre todo, el saber aprovecharse de la crisis del Real Madrid ha ido fraguando otro Barcelona. Una nueva vida que también se refleja en los números del Barça en Liga este 2015: en 8 partidos de los 11 ha ganado por más de 3 goles a sus rivales. Tal es el cambio que la afición culé prefiere, a día de hoy, renovar a Luis Enrique antes de traer a Pep Guardiola, según una encuesta de Catalunya Ràdio.

Carlo Ancelotti y Luis Enrique, vidas paralelas. Tan iguales como diferentes a la vez. Un cambio de papeles que llega en el momento más importante para ambos y sus equipos. El clásico del domingo 22 en el Camp Nou determinará si la vida sigue igual o da un nuevo vuelco.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba