SPORTYOU

Archivo
10 de agosto de 2020 10/08/20

General

La prueba de que el ciclo del Barça nunca estuvo agotado

El Barcelona vuelve a proclamarse campeón de Liga dos años después y la forma en que este Barça y el de la temporada 2012-2013 llegaron al título presenta algunas similitudes. En ambas ocasiones, el equipo venía de quedar segundo en la campaña precedente, había cambiado de entrenador en verano y el Vicente Calderón fue el […]


18 de mayo de 2015 - Sportyou

Barcelona, campeón de Liga


El Barcelona vuelve a proclamarse campeón de Liga dos años después y la forma en que este Barça y el de la temporada 2012-2013 llegaron al título presenta algunas similitudes. En ambas ocasiones, el equipo venía de quedar segundo en la campaña precedente, había cambiado de entrenador en verano y el Vicente Calderón fue el escenario de la celebración.

Este Barça no llegará hasta los 100 puntos que logró el equipo de Tito Vilanova en la 2012-2013, con los que igualó el récord que el Madrid de Mourinho había conseguido solo un año antes, pero este equipo ha superado las expectativas de esta temporada, en la que hasta hace no mucho y pese a los buenos resultados, ‘Can Barça’ era un mar de dudas.

Se habló de un Barcelona más pragmático, más contragolpeador y menos fino que el de temporadas pasadas. No tan vistoso, pero muy eficaz. Este Barça lleva una diferencia de goles de +89 por los +75 con que acabó el de Vilanova y la principal diferencia radica en los tantos encajados: 19 esta temporada, por los 40 de la 2012-2013. El Barcelona de Luis Enrique ha sido mucho más afilado e igual de rocoso que lo esperado a principio de temporada.

Sin Puyol ni Víctor Valdés

Las salidas de Víctor Valdés y Carles Puyol parecían dejar un hueco irreparable en el club. No era para menos, se marchaban los dos pilares que durante tanto tiempo habían sostenido defensivamente los excesos del equipo. Además, Piqué no empezó la temporada muy enchufado, Mascherano venía de un año en el que él mismo había hablado de su excesiva tendencia al error y los recién llegados Mathieu, Bravo y Ter Stegen, igual que su avalador Zubizarreta, no terminaban de convencer en la Ciudad Condal.

Sin embargo y contra todo pronóstico, Piqué ha terminado cuajando su mejor temporada desde que volvió a Barcelona y Mascherano y Mathieu se han ido alternando como su pareja en el centro de la zaga, sin que se notara el cambio y aportando fiabilidad defensiva.

En la portería, tanto Bravo como Ter Stegen, uno en Liga y el otro en las Copas, han dado la razón al destituido Zubizarreta y ya nadie se acuerda de Víctor Valdés, toda una hazaña.

Por último, mención especial merece el tridente ofensivo de este Barcelona de Luis Enrique. Con el gran estado de forma de Messi, Neymar y Luis Suárez, el equipo es capaz de todo. Messi, con 41 goles está muy cerca de los 46 que logró hace dos años. Mientras tanto, Neymar y Suárez, con 22 y 16 goles respectivamente, mejoran notablemente los números de Fábregas y Villa, que fueron los dos máximos goleadores después de Messi en la temporada 2012-2013, con 11 y 10 tantos cada uno.

Con Tito, líderes de principio a fin

En abril de 2012, en plena vorágine de la temporada, Pep Guardiola anunciaba que iba a dejar el club el 30 de junio, cuando su contrato con el Barcelona llegaba a su fin. En ese momento, se supo que su sucesor iba a ser Tito Vilanova, que hasta entonces había sido el asistente de Pep.

Con Vilanova en el banquillo, el Barcelona logró el mejor arranque en la historia de la Liga, con 13 victorias y un empate en las primeras 14 jornadas. Tito tuvo que dejar su puesto en diciembre por una recaída de su grave enfermedad y Jordi Roura tomó las riendas hasta que Vilanova regresó, ya en abril de 2013, tras su tratamiento en Nueva York. Esa campaña, el equipo lideró el campeonato de principio a fin, desde la primera hasta la última fecha.

Tito Vilanova dejó el equipo a final de temporada para seguir un tratamiento de su enfermedad que le era incompatible con su labor como entrenador. Finalmente, Tito perdió la batalla y acabó falleciendo casi un año después.

Gerardo ‘Tata’ Martino fue el elegido para sustituir a Vilanova y, tras un año en blanco, justo un día después de que la Liga 2013-2014 llegara a su fin, el Barcelona anunciaba la contratación de Luis Enrique como técnico para la actual campaña. Tras los éxitos de Guardiola y Vilanova, el Barça eligió a otro hombre que conocía la casa para liderar el nuevo proyecto.

Luis Enrique supera las expectativas

Con Lucho, el Barça también estuvo al frente de la Liga en las primeras jornadas, pero tras caer en el Clásico en Madrid y ante el Celta en casa, de forma consecutiva, el Real Madrid pasó a ocupar la primera plaza. Los blancos encabezaron la tabla durante 15 jornadas, pero con su bajón en el mes de marzo y la victoria del Barça en el Clásico de la segunda vuelta cambiaron las tornas. El equipo de Luis Enrique recuperó el liderato en la jornada 26 y no lo ha soltado desde entonces. Diferentes desarrollos para un mismo final: el título.

Como curiosidad, el Barcelona de Tito Vilanova también se proclamó campeón en un fin de semana en el que visitaban el Vicente Calderón y el Real Madrid viajaba al campo del Espanyol , justo igual que este año, aunque eso fue en la jornada 35 y esta temporada el alirón llega en la 37ª.

No ha ganado la Liga con tanta ventaja, pero este Barcelona tiene a su alcance el triplete, ya clasificado para las finales de la Copa del Rey y la Champions League, mientras que en la temporada 2012-2013, los culés cayeron en las semifinales de ambas competiciones.

El Barcelona vuelve a ser campeón de Liga dos años después, pero este equipo de Luis Enrique, además, puede hacer historia. No hace falta soñar, con la mejor versión de Messi recuperada, tiene motivos de sobra para creer.

Volver arriba