Archivo
15 de diciembre de 2017 15/12/17

Premier League

Conte ‘hace un Mou’ y saca un punto de Anfield

Liverpool y Chelsea han empatado (1-1), en un encuentro que claramente ha ido de menos a más, y que celebran los dos equipos de Manchester, que se alejan en la tabla


25 de noviembre de 2017 - Sportyou

Liverpool y Chelsea han empatado (1-1) en Anfield, en un partido que ha ido claramente de menos a más. Después de un primer tiempo plomizo y con poco ritmo, el tanto de Salah provocó que todo se abriera y viéramos un encuentro mucho más vistoso. 

Conte volvió a plantear un encuentro muy defensivo, con esa variante en la que utiliza un centrocampista extra, esta vez, además, con Cesc Fàbregas en el banquillo. El técnico italiano alineó a Drinkwater, Bakayoko y Kanté en medio campo, y dejó descolgados a Morata y Hazard en la delantera, algo que ya hemos visto en más de una ocasión durante esta temporada.

El resultado, sobre todo en los primeros 45 minutos, fue un encuentro bastante plomizo y con muy pocas transiciones. El Chelsea dejaba a muchos jugadores por detrás de la línea de la pelota, y lo cierto es que Oxlade-Chamberlain, Sturridge y Salah, los tres elegidos para formar la línea de ataque por Jürgen Klopp, apenas pudieron participar.

Por contra -aunque de forma muy esporádica-, un buen Eden Hazard sí conseguía estirar a su equipo, e incluso llevó a que el Chelsea tuviera las mejores opciones en ese primer acto. El belga se sacó un gran remate en el minuto 21, y poco después dejó mano a mano con Drinkwater, aunque el ex del Leicester intentó regatear a Mignolet y no tuvo éxito.

En la segunda parte, el Liverpool comenzó a encontrar caminos contra el repliegue del Chelsea, gracias a que Coutinho comenzó a aparecer con más frecuencia. El brasileño comenzó a abrir vías hacía la meta blue, aunque sería Salah el que, de nuevo -es el máximo goleador de la competición- marcó la diferencia. El egipcio recibió en el minuto 65 un gran pase de Oxlade, y batió a Courtois con un remate sereno con la pierna derecha.

Fue con desventaja en el marcador cuando Conte comenzó a hacer cambios ofensivos, y el equipo encontró el 1-1 en el minuto 85 con algo de fortuna. Willian recibió escorado en el área red, y buscó un centro al segundo palo que dibujó una parábola envenenada que superó por arriba a Mignolet, y que supuso ese empate definitivo.

Temas relacionados: ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba