Archivo
25 de junio de 2019 25/06/19

Fútbol

Celta y Atlético, peleados con el gol, lo dejan todo para el Calderón

Jackson y Cabral amtuvieron un bonito duelo

Celta y Atlético de Madrid empataron a cero en el partido que abrió los cuartos de final de la Copa del Rey en Balaídos. El Atleti entró en el partido en plan mandón, queriendo meter miedo y, sobre todo, meter un gol que supusiese una eliminatoria más llevadera. El dominio rojiblanco fue flor de diez […]


20 de enero de 2016 - Sportyou

Jackson y Cabral mantuvieron un bonito duelo

Celta y Atlético de Madrid empataron a cero en el partido que abrió los cuartos de final de la Copa del Rey en Balaídos. El Atleti entró en el partido en plan mandón, queriendo meter miedo y, sobre todo, meter un gol que supusiese una eliminatoria más llevadera. El dominio rojiblanco fue flor de diez minutos, aunque Jackson Martínez llegó algo tarde a un buen centro de Filipe Luis en la primera gran ocasión del encuentro. El Celta de Berizzo ha encontrado en la dupla Aspas-Guidetti una buena fórmula para sacudir sus penas, en forma de salida de jugadores vitales como Augusto, muy pitado en su antigua casa, o de ausencias críticas como la de Nolito. Ambos fabricaron la mejor oportunidad del primer tiempo, tras una perfecta pared, a la que Miguel Ángel Moyá puso buena réplica.

El Celta empezó a creer, igualó la posesión, tiró de movilidad, Orellana entró en juego y con todo eso mezclado se hizo dueño del partido y empezó a aproximarse con peligro en los pases laterales. En el Atlético no aparecían Koke, ni Griezmann, síntoma inequívoco de que ofensivamente no carburaba y Jackson se machacaba en el otro fútbol, pero no atinaba con el balón en los pies. Solo Filipe Luis intentaba poner criterio y dar profundidad por su banda, pero no encontraba compañía.

La consigna de Simeone estaba clara porque el Atlético salió como un cañón tras el descanso. En apenas tres minutos, Savic pudo abrir el marcador tras la salida de un córner, Griezmann eligió mal el pase en una contra de cuatro para dos y Jackson sacó a pasear su zurda, que tuvo una buena respuesta del meta céltico Rubén Blanco. Al Celta le costaba sacudirse el dominio, pero Iago Aspas, con un buen disparo y buena respuesta de Moyá, avisaba de que el equipo celeste iba a vender muy cara la eliminatoria.

El ‘Cholo’ intentaba revolucionar el partido, metiendo pronto a Correa en lugar del desnortado Jackson Martínez y, poco después, a Vietto por Carrasco. Piernas frescas para marcar el ansiado gol. Era tal el afán rojiblanco que hasta Godín se prodigaba en las aventuras con balón, pero sin fortuna. Correa inquietó en una jugada individual y en un remate de cabeza, que se le marchó alto. Berizzo dio réplica, quitando a Aspas, para hacer debutar al francés Beauvue, con apenas dos entrenamientos. A falta de diez minutos, con el Celta dominando, Simeone quitó a Griezmann para reforzar la medular con Thomas. Augusto casi se equivoca de portería y se mete el gol tonto de la Copa en la ocasión más clara del partido, pero Gabi llegó a tiempo de sacarla casi de la línea. El Celta lo intentó hasta el final con un tiro de Radoja y pidió un penalti por mano de Thomas en el área, que el árbitro no consideró voluntaria. Con un Jackson Martínez cariacontecido en el banquillo, moría el partido con todo por resolver en el Vicente Calderón.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba