SPORTYOU

Archivo
6 de julio de 2020 6/07/20

Roland Garros

Una ‘fantasmilla’ en la final de Roland Garros

La española Anabel Medina es la entrenadora de Ostapenco, que se enfrentará a Simona Halep por el título en París


10 de junio de 2017 Alex Frutos - Sportyou

Una parte de la afición española estará muy pendiente de la final femenina de Roland Garros que disputarán la letona Ostapenko y la rumana Simona Halep. El motivo es que la entrenadora de Ostapenko es Anabel Médina.

Para muchos, Anabel se convirtió en una de las esperanzas del tenis femenino después de los éxitos de Conchita Martínez y Arancha Sánchez Vicario. Le tocó competir con una generación de extraordinarias tenistas que le impidieron pelear por los grandes títulos de la WTA y de Gran Slam. De la mano de su entrenador, Gonzalo López, cosechó más éxitos en la parcela de dobles. Llegó a ser la 16 del mundo en el año 2009. Una lesión en el hombro acabó con su carrera en la elite y entonces comenzó a dirigir a los tenistas desde la grada, compartiendo pupilos con el que había sido su mentor cuando jugaba.

Entre esta camada de jóvenes promesas que ahora entrena Anabel se encuentra la letona Jelena Ostapenko, de veinte años. Dicen los expertos que tiene madera pero no esperaban que explotase en un Grand Slam. Menos le ha sorprendo a su entrenadora, en apenas dos meses de convivencia. “Es una jugadora con muchísimo potencia. Tenía 200 ‘winners’ antes de llegar aquí, eso es de ser muy buena. El tenis que se lleva ahora es pegarle fuerte a la pelota y eso es capaz de hacerlo y muy bien. Tiene un techo muy alto. Tiene que encauzarlo, mantener los pies en el suelo. Pero si es capaz de manejar esta situación puede llegar muy lejos”, asegura.

“Los campeones son capaces de gestionar los momentos importantes mejor que otros jugadores. Tiene cosas de jugadora ‘top’. Considera que lo que ha hecho es normal, que si juega bien puede ganar… Ahora es capaz de estar concentrada todo el partido y sabiendo lo que tiene que hacer todo el tiempo”, afirma. Anabel era conocida en el circuito como Casper porque era una ‘fantasmilla’, según su amia Patricia Aznar. Veremos ahora si también fantasmea con Ostapenco o se trata de flor de un día.

Temas relacionados: ,
Volver arriba