SPORTYOU

Archivo
17 de octubre de 2019 17/10/19

General

Tensión en las últimas horas de Casillas en el Real Madrid

Iker Casillas estaba, hasta este jueves, a punto de irse a Oporto para jugar a las órdenes de Julen Lopetegui. Aunque el acuerdo estaba pactado entre las tres partes, no acaba de cerrarse la opoeración. De hecho, aunque parecía fácil que se anunciara este mismo jueves, los acontecimientos se han torcido hasta el punto de […]


9 de julio de 2015 - Sportyou

Iker Casillas estaba, hasta este jueves, a punto de irse a Oporto para jugar a las órdenes de Julen Lopetegui. Aunque el acuerdo estaba pactado entre las tres partes, no acaba de cerrarse la opoeración. De hecho, aunque parecía fácil que se anunciara este mismo jueves, los acontecimientos se han torcido hasta el punto de que ya se habla de acuerdo casi roto. Las discrepancias han llegado a tal punto que se ha vuelto a un punto muerto entre Real Madrid y Casillas, ambos molestos por el baile de cifras económicas que hay en la negociación.

En ‘El Partido de las 12’ de la cadena COPE han explicado en qué situación está la negociación. Por un lado, el Real Madrid, que incluso llegó a preparar una nota de prensa para explicar el motivo de la ruptura, estaban dispuestos a acceder a pagar la parte que le faltaba para completar el sueldo que deja de ganar por irse al Oporto. Manolo Lama lo explicó: A Casillas le quedaban dos años y una opción de un tercero, siempre que jugara más de 30 partidos. Casillas perdonaba ese tercer año. Por las otras dos temporadas iba a cobrar 24 millones de euros, si Casillas se quedara en el Madrid. Casillas ofreció marcharse porque querían que se fuera, si le pagaban sus doce millones por las dos temporadas más el dinero que tendría que pagar él en Portugal por impuestos, que eran tres millones más. Si el Madrid le daba 15 millones, el portero aceptaría marcharse, y los blancos dejarían de gastarse 9 millones; pero el Madrid acepta pagarle solo los 12 millones de euros, porque consideran que es Casillas quien debe pagar esos impuestos.

Hasta que se cierre el acuerdo -o no- entre Casillas y el club, sigue siendo jugador del Real Madrid. Por eso ha acudido junto al resto de futbolistas de la plantilla blanca a la primera charla con Rafa Benítez, quien dirigirá los designios del del club a partir de ahora. También estuvo Sergio Ramos que, como Casillas, recibió las primeras instrucciones, y quién sabe si últimas de Rafa Benítez. El defensa y el entrenador se vieron por primera vez, en un encuentro en el que, auspiciados por el club, intentaron limar asperezas. Ambos acudirán este viernes a primera hora a Valdebebas para pasar las pruebas médicas.

Si lo de Iker parecía casi cerrado y se ha complicado, en el caso de Ramos aún queda más camino.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba