SPORTYOU

Archivo
13 de noviembre de 2019 13/11/19

Moto 2

Binder sentencia el título de Moto3 y Baldassarri se estrena en Moto2

Binder deja sentenciado el título de Moto3 y Baldassarri logra su primera victoria en Moto2

El sudafricano puede proclamarse campeón en Aragón y el piloto italiano consiguió en Misano su primer triunfo en la categoría intermedia


11 de septiembre de 2016 Revista del Motor - Sportyou

Lorenzo Baldassarri se hizo con la victoria en el Gran Premio de San Marino de Moto2. Este triunfo ha sido el primero para el italiano, que se estrena ganando en casa. En segunda posición terminó Àlex Rins, quien presentó batalla hasta el final, pero que tras un error en la última vuelta no pudo luchar por la victoria. No consiguió adelantar a Johan Zarco, que sigue liderando con tan solo tres puntos de ventaja en la clasificación general. Takaaki Nakagami consiguió salvar los muebles tras la mala salida que tuvo haciéndose con la tercera posición.

Zarco conservó la primera posición tras un forcejeo con Nakagami en la primera curva en el que el piloto nipón se llevó la peor parte retrocediendo hasta la séptima plaza. Al francés se le estaba complicando la carrera por momentos; y es que en el grupo de cabeza aprovecharon cualquier hueco para meter la moto realizando maniobras muy arriesgadas que ponían en peligro la primera posición en la general de Zarco. Quien no tuvo reparos en arriesgar fue Rins, quien aprovechó la lucha que había tras él  para colocarse primero. Se fue escapando con un ritmo claramente superior al del resto. De terminar así, el piloto español se pondría al frente de Moto2.

Baldassarri fue el único que se acercó a Rins, mientras que toda la atención de la carrera de Moto2 se la llevó la intensa lucha por la cuarta posición entre Zarco, Morbidelli y Thomas Luthi. Finalmente, fue el francés el que se quedó con la cuarta plaza para intentar reducir al mínimo el dominio de Rins. Pero Baldassarri iba a ser determinante en decidir quién iba a liderar la clasficación de Moto2 tras Misano. A falta de cuatro vueltas Baldassarri ya estaba a rueda de Rins, quien respondió con un aumento de ritmo. Dos giros más tarde, el italiano se ponía al frente pero Rins no había dicho su última palabra. En un último intento, el español estuvo a punto de irse fuera de pista pero consiguió devolver la moto a su sitio, conformándose con la segunda posición. Mientras que Baldassarri lograba su primera victoria mundialista habiendo realizado una carrera ejemplar.

Binder deja sentenciado el título de Moto3

Binder deja prácticamente sentenciado el campeonato de Moto3 tras ganar en Misano

Brad Binder ganó en el Gran Premio de San Marino de Moto3. Este triunfo le dejaba con el título prácticamente en el bolsillo tras la caída de Jorge Navarro. Además, Binder consiguió en Misano por vez primera una pole y una victoria. En segunda posición terminó Enea Bastianini, que ofreció toda la resistencia que pudo, pero que no fue suficiente para hacerse con la victoria. No obstante, se mostró contento por escalar hasta la segunda posición en la general. Confirmando su buena forma tras su primera victoria en el Gran Premio de Austria, acabó tercero Joan Mir, quien tuvo que luchar hasta el final con Nicollo Bulega.

Bastianini le ganó la partida a Binder en los compases iniciales. El piloto italiano sorprendió por imponer un gran ritmo desde la misma salida. Pero de nada le sirvió ante un Binder que impidió la pronta escapada de Bastianini. Para añadir más emoción, Bulega se unió a la lucha por la primera posición con la tranquilidad que tiene un piloto que no se juega nada en el Mundial. Navarro también estaba en el grupo de cabeza. A pesar de tener muy difícil la lucha por el título, pero estuvo intentando ejercer presión al líder de Moto3. Definitivamente dijo adiós al campeonato tras sufrir una caída en la curva 10.

Con pista de por medio y tras haberse abierto una pequeña brecha con respecto a sus perseguidores, Binder y Bastianini se fueron distanciando. El piloto italiano fue muy inteligente, ya que optó por no atacar antes de tiempo para no posibilitar que el grupo perseguidor volviera a darlos caza. En la recta final de la carrera de Moto3 y tras haber estudiado con detenimiento a su rival, Bastianini pasó al ataque y se puso al frente. Poco le importó a Binder tener el título prácticamente en el bolsillo, iba a darlo todo por la victoria. Simulando la estrategia de su rival, el sudafricano fue paciente, y en la última vuelta volvió a recuperar la primera posición, que mantuvo hasta la línea de meta consguiendo una victoria que bien valía un campeonato.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba