SPORTYOU

Archivo
20 de agosto de 2019 20/08/19

Opinión

Opinión

Cambio de era en el motociclismo


  • 06 de noviembre
    de 2011
  • David Sánchez de Castro

El Gran Premio de la Comunitat Valenciana pone el punto y final a muchas más cosas que a la temporada 2011, para siempre marcada en negro. El emotivo homenaje a Marco Simoncelli ha cerrado las heridas más inmediatas -aún no cicatrizadas- de la pérdida de un piloto inigualable, pero no ha sido lo único que ha acabado.

Los cambios para 2012 comienzan por lo técnico. La categoría de 125cc se ha despedido con un título de Nico Terol, para dar paso a las nuevas de Moto3 el año que viene. La nueva categoría pequeña estará formada por motos con motores monocilíndricos de cuatro tiempos y 250cc. También ha sido el fin de la era de las 800cc en MotoGP, que en su corta vida vivirá un nuevo cambio. Se darán entrada a las nuevas motos de 1000cc -que este mismo martes comenzarán a rodar en Cheste-, y a las CRT, que pretenden abaratar la fabricación de unas máquinas que parecen hechas de diamante y cuero de unicornio. Sólo un dato: la caja de cambios de la Honda gracias a la que ha ganado este domingo Casey Stoner ha costado, según algunas estimaciones, 600.000 euros.

Dice adiós a 2011 y a 22 años de competición Loris Capirossi. Los que, como yo, no llegamos a la treintena por poco, hemos crecido viendo cómo este italiano se pegaba con los Aspar y compañía, primero, y con los ‘niños’ que venían detrás. Se va el último vestigio del motociclismo de los 90, con permiso de Valentino Rossi. Para ‘il Doctore’ se acaba también un año muy negro, más allá de lo personal de haber perdido a su gran amigo Marco. Desde 1996, Valentino nunca había cerrado un año sin una victoria. Un 2011, en muchos aspectos, para olvidar.

En España, además, viviremos un cambio generacional en las retransmisiones televisivas. Casi tres décadas después, ahogada por una deuda que heredarán los nietos de nuestros nietos a este paso, TVE se ha visto obligada a soltar el Mundial de Motociclismo. Desde Mercedes Milá, pasando por Miguel Ángel Roselló o Ernest Riveras y, cómo no, el inmenso Valentín Requena, cuya voz narró las victorias de Kevin Schwantz, Mick Doohan o Jorge Martínez ‘Aspar’ y Álex Crivillé, la televisión pública ha conseguido enganchar a varias generaciones. Ahora, Telecinco asumirá el reto de mantener y mejorar los datos del ente público.

Será el retorno de un deporte de motor desde que la Fórmula 1 emigrase a La Sexta, con casi todo el equipo de Telecinco incluido. La otrora conocida como ‘cadena amiga’ cuenta con un buen curriculum, no sólo en F1, sino en acontecimientos como el Mundial de fútbol de Sudáfrica. Démosles un voto de confianza, al menos, de inicio.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba