Archivo
22 de agosto de 2018 22/08/18

Opinión

Opinión

Calderón, un jabalí herido


  • 15 de enero
    de 2009
  • Daniel Llagüerri

Se ha abierto la veda y hay que abatir la pieza, importante pieza ¡vive Dios!: un jabalí llamado Calderón, presidente del Real Madrid. En la montería, el jefe “en la sombra” ha repartido los puestos. Los más caros han sido copados por varios medios de comunicación. El tiroteo comenzó hace unos días en la portada de Marca, anteriormente, estuvo probando la munición Abellán en la Cope, sin grandes efectos colaterales. Ahora la orden de generala ha sido total y las ráfagas han dejado agujereada como un queso la credibilidad del jabalí Calderón. Está herido…¿de muerte?. Posiblemente. Todo dependerá de la fuerza que tenga su “camada” para protegerle y lamerle las heridas. Un jabalí herido – así lo cuentan los cazadores- es capaz de meterse en un puesto concreto y llevarse por delante al tirador o dejarle gravemente lesionado. Se vuelve feroz, agresivo, peligroso y deambula, dejando un reguero de sangre, por el monte a la espera de la muerte si el disparo ha sido certero. ¿Será el final de Ramón Calderón, presidente del Real Madrid gracias a una votación falsa y con las cuentas aprobadas gracias a una asamblea manipulada, llevándose a alguien por delante?

Cuando finalizan las monterías se reunen los cazadores para compartir sus experiencias en medio de una caldereta y ante el trofeo conseguido: la cabeza del jabalí. La de Ramón Calderón… ¿Quién la rentabilizará? ¿Los tiradores de primera fila? ¿El que ha sorteado los puestos y, además, es el organizador de la cacería? ¿O todos juntos en una gran bacanal?

¡Bah! Son historias de cazadores que nadie se cree..

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba