Archivo
26 de Mayo de 2017 26/05/17

Atletismo

Hortelano: “Al principio no me atrevía a mirarme la mano”

El velocista español se sincera en una entrevista a Público y habla abiertamente del proceso de recuperación tras el accidente de coche sufrido el pasado mes de septiembre


6 de Diciembre de 2016 - Sportyou

Bruno Hortelano continúa con la recuperación de la mano tras el accidente sufrido el pasado mes de septiembre. El velocista, contento con su evolución, ha concedido una entrevista al diario Público en la que repasa estos meses en los que incluso se llegó a temer por su mano: “Fue un accidente feo que provocó mucho susto y en el que las noticias de si iba a perder la mano alargaron ese susto, esa palabra, mano catastrófica… No fue nada bonito, claro”, comenta.

“Del accidente no recuerdo nada. Sólo recuerdo despertar, a las tres o cuatro horas en el hospital Doce de Octubre, un poco antes de entrar en el quirófano. No sabía lo que pasaba. No tenía idea. Estaba totalmente desconcertado y sólo acierto a recordar la voz de aquellas enfermeras que me decían: ‘calma, que todo va a ir bien”, recuerda el atleta, que confiesa que estuvo un tiempo sin poder mirarse la mano: “No me atrevía. No quería que esa imagen se convirtiese en una pesadilla que fuese a complicar mi recuperación. No era mi solución la de ver la mano y, de hecho, no la vi hasta que me trasladaron a Barcelona, porque entonces, ya sí, ya había llegado el momento”.

Hortelano asegura que durante el tiempo de hospitalización en el que la incertidumbre reinaba en torno al futuro de su mano hizo una relexión profunda sobre su vida y muestra su lado más personal: “Lloraba porque llorar también es importante. Te hace sentir mortal y te invita a pelear, con más fuerza si cabe, por no arrancar de tu vida esos sueños que le acompañan a uno desde hace tanto tiempo”.

“Me aislé de los medios o del teléfono. Tenía que hacerlo. Necesitaba ese espacio. Necesitaba todas mis fuerzas para lograrlo desde que entré en la UCI y vi a personas que estaban allí y que, a diferencia mía, no tuvieron la suerte de salir de allí…, y eso es tan real, más real que todo lo que puedas leer en un libro o ver en una película”, explica el atleta.

En cuanto al futuro, el campeón de Europa de 200 metros, sabe que la mano es importante en su disciplina, pero se muestra optimista: “Siempre importa, todo importa. Y, sobre todo, en las salidas, las manos son las que te sujetan y no debes sentir dolor. Pero es algo que ya estoy haciendo y cada día que pasa me siento mejor. Ni siquiera en los cambios de temperatura siento dolor y me alegra… Me hace feliz. Me demuestra que esto va bien”.

Temas relacionados:

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba