SPORTYOU

Archivo
10 de diciembre de 2019 10/12/19

General

Brasil, otro chasco

Parecía en los primeros minutos del partido que Brasil iba a sacar de la monotonía a esta edición de la Copa América. Fue un engaño, o quizás un aviso de lo que puede llegar a ser, porque ciertamente el nivel potencial de este combinado apunta muy alto, pero decayó el nivel en la segunda mitad […]


3 de julio de 2011 Álvaro de Grado - Sportyou

Parecía en los primeros minutos del partido que Brasil iba a sacar de la monotonía a esta edición de la Copa América. Fue un engaño, o quizás un aviso de lo que puede llegar a ser, porque ciertamente el nivel potencial de este combinado apunta muy alto, pero decayó el nivel en la segunda mitad y el resultado no se movió. Venezuela puso intensidad en el duelo, aumentó la presión, donde destacó Rincón, y Brasil adormeció en su intento de explotar la zona central. Los laterales no ofrecieron alternativas, el juego se volvió previsible y carente de espacios y Pato no fue capaz de definir en las ocasiones más claras. Una segunda parte muy borrosa oscureció un partido cuyos primeros compases hicieron creer en algo mucho mejor.

Gustó mucho Brasil en la primera mitad. Lo hizo porque los jugadores ofensivos se encontraron, se facilitaron los espacios y recuperaron balones en campo contrario. Ganso, falto de forma ya que sólo ha disputado un partido (final de Libertadores) en los últimos meses, encauzó el toque de la canarinha. Se diluyó cuando el partido le demandaba y Brasil lo hizo con él. Neymar dejó detalles, Robinho mejoraba los balones que recibía, Pato puso las ocasiones, Lucas se confirmó como titular y Thiago Silva lideró la defensa. Pero no llegó el gol. Sin embargo, Brasil demuestra que es claro aspirante al torneo y que, además, es el combinado que mejor sabor de boca ha dejado, aunque sólamente haya sido durante cuarenta y cinco minutos. Le queda tiempo.

Temas relacionados: , , , ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba