SPORTYOU

Archivo
7 de abril de 2020 7/04/20

Fútbol

Brasil, cuarto con deshonor

Brasil 0 – 3 Holanda Tras el 1-7 de semifinales, Brasil sólo podía cerrar su Mundial con deshonor. El partido de consolación ante Holanda no podía mitigar lo más mínimo el varapalo recibido ante Alemania, y sólo podía servir para no añadir más oprobio al papelón del anfitrión. Sucedió esto último. Holanda salió con una […]


12 de julio de 2014 - Sportyou

Brasil 0 – 3 Holanda

Tras el 1-7 de semifinales, Brasil sólo podía cerrar su Mundial con deshonor. El partido de consolación ante Holanda no podía mitigar lo más mínimo el varapalo recibido ante Alemania, y sólo podía servir para no añadir más oprobio al papelón del anfitrión. Sucedió esto último. Holanda salió con una medalla de bronce de Brasilia, donde Brasil volvió a mostrar todas sus carencias, que son numerosas. Una vez más fue un equipo sin imaginación, sin fútbol, sin gol ni ocasiones, se diría que sin autoestima y desde luego con muchos problemas defensivos.

Holanda apenas necesitó veinte minutos para dejar el partido encarrilado. El árbitro facilitó el primer tanto, al meter en el área una falta de Thiago Silva a Robben ocurrida fuera. Como los malos colegiados, compensó la acción de mala manera sacando sólo amarilla al capitán brasileño, que había evitado una ocasión manifiesta de gol. Transformó Van Persie el primero y se ocupó Blind del segundo. El carrilero izquierdo tuvo todo el tiempo del mundo para llegar a un despeje horrible de David Luiz, perfilarse, acomodar el balón y elegir dónde quería ponerla. Brasil no compareció, ni tampoco se le esperaba. A la media hora, la grada empezó a hacer la ola. Más allá de la impotencia brasileña, del recital ofensivo de Robben y el de patadas de Fernandinho, no hubo mucha más historia hasta el 91, cuando Janmaat subió por su banda y encontró a Wijnaldum, que cerró el marcador y lo celebró a lo grande.

Temas relacionados: ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba