SPORTYOU

Archivo
7 de diciembre de 2021 7/12/21

Atletismo

Bekele culpa a Nike de no haber ganado el maratón de Londres

Kenenisa Bekele

La prueba en la capital británica sirvió como preludio al asalto al récord de las dos horas en la distancia que se intentará en el circuito de Monza, Italia


25 de abril de 2017 - Sportyou

Kenenisa Bekele fue segundo en el maratón de Londres, por detrás de Daniel Wanjiru, cuando partía como el gran favorito para la prueba. Si bien su derrota es una sorpresa relativa (sólo les separaron 9 segundos), el etíope no se tomó nada bien las condiciones en las que llegó, y culpa directamente a a Nike de haber acabado con ampollas.

El plusmarquista mundial de los 10.000 y los 5.000 es uno de los atletas con los que la marca de ropa deportiva quiere asaltar la frontera de las dos horas en el maratón. Por eso, llevó las Nike’s Zoom Vaporfly Elite con las que él, el campeón olímpico de maratón en Río Eliud Kipchoge, Lelisa Desisa y Zersenay Tadese van a tratar de dar la campanada en el circuito de Monza, en Italia, en mayo. Sin embargo, este nuevo calzado no sólo no le ayudó, sino que le perjudicó.

«Usé las nuevas zapatillas. Cuando estaba entre el kilómetro 15 y el 20, empezaron a provocarme ampollas en el pie. Mi pie no estaba en una buena posición por culpa de las zapatillas. Cambién mi estilo de carrera para proteger mi pie más. Fue muy difícil y cambiar mi estilo afectó al balance. Debido a eso sentí un poco de dolor en el tendón. Mi pierna no respondía bien y tuve que ralentizar el ritmo. Luego, en el kilómetro 35, me sentí mejor y aumenté el ritmo de carrera», explicó a los medios en la meta londinense.

Para el reto de las 2 horas, Nike ha realizado una enorme inversión. Ingenieros, especialistas médicos y de readaptación deportiva llevan meses trabajando para la creación de unas zapatillas con las que quieren no sólo batir el récord mundial del maratón (2h02:57, conseguido por Dennis Kimeto en Berlín en 2002), sino bajar la frontera de las dos horas.

Temas relacionados: , ,
Volver arriba