Archivo
17 de noviembre de 2018 17/11/18

Copa del Rey

Coutinho ya decide

El brasileño abrió el marcador, y el Barcelona disputará la final de la Copa del Rey el próximo 21 de abril frente al Sevilla, tras vencer al Valencia en Mestalla (0-2)


8 de febrero de 2018 - Sportyou

El Barça se ha clasificado para la final de la Copa del Rey, después de vencer por 0-2 al Valencia en el encuentro de vuelta de la semifinal, y hacer bueno el 1-0 obtenido hace una semana en el Camp Nou. 

Hubo varias cuestiones a destacar en los onces elegidos por ambos entrenadores. En el Valencia, la presencia de Rodrigo en el once, que provocó una modificación en el 4-4-2 clásico habitual en Marcelino García Toral. En el caso del Barça, la suplencia de Coutinho y la titularidad de André Gomes, que no se puede decir que resultó sorprendente, pero sí noticiable.

La adaptación del Valencia fue que Parejo -como mediocentro- Coquelin -como interior derecho- y Kondogbia -como interior izquierdo- formaron un medio campo de tres hombres, con Rodrigo por delante de ambos -muy pendiente de Busquets-, y con Vietto y Zaza formando pareja de puntas.

De partida, parecía que el emparejamiento de Parejo con Messi iba a dar un disgusto a Mestalla -el argentino recibió varias veces en el tramo inicial-, pero en el primer tiempo el Valencia no sólo aguantó bien, sino que además consiguió desplegarse en varias ocasiones, gracias al soberbio rendimiento de Rodrigo, que estuvo finísimo moviéndose en esa posición de ’10’.

Fue el internacional español el primero que realizó -y prácticamente el único de la primera parte- un remate con verdadero peligro, tras conectar, en el minuto 13, un fantástico cabezazo tras pase de Gayá que se estrelló contra el larguero. Antes, Coquelin remató flojo y Messi disparó una falta que Jaume despejó con comodidad.

El choque seguía abierto, con el Barcelona dominando territorialmente, pero sin crear demasiado peligro, y el Valencia saliendo al contragolpe. Rodrigo lo intentó con un remate lejano en el minuto 27, y Messi hizo lo propio, con un disparo de rosca que se fue cerca del palo, en el minuto 29. Suárez lo intentó desde dentro del área al borde del descanso, pero su disparo fue muy flojo y Jaume lo detuvo con comodidad.

A la vuelta de vestuarios, Valverde tomó la decisión de retirar a André Gomes -muy apagado en el primer tiempo- y meter a Coutinho. El cacereño mantuvo el 4-4-2, con el ex del Liverpool en banda derecha, e Iniesta en el otro perfil. La modificación no pudo ser más acertada, y a los tres minutos de estar sobre el terreno de juego, hizo el 0-1.

Fue una excepcional jugada de Luis Suárez por el perfil izquierdo, ganando línea de fondo y metiendo la pelota al segundo palo, donde Coutinho llegó algo forzado, pero se tiró al suelo para cambiar el cuero de palo, cogiendo a Jaume Domenech a contrapié y anotando un gol que cayó como una losa sobre Mestalla.

La reacción de Marcelino fue instantánea, y dio entrada a Carlos Soler y Guedes, que ocuparon el espacio de Rodrigo y Coquelin. Eso dio lugar a un partido de más ida y vuelta, y ambos equipos tuvieron sus oportunidades. Jordi Alba tuvo una muy clara que se fue a córner, y un cabezazo de Guedes poco después se marchó ligeramente alto.

El tercer cambio del Valencia fue obligado, ya que Garay tuvo un problema muscular y tuvo que entrar en su lugar Ruben Vezo. Poco después, en el minuto 73, el Valencia tuvo una grandísima oportunidad para meterse en la eliminatoria, pero el remate de Gaya, desde el área pequeña, fue sacado por Cillessen, que hizo un paradón memorable.

El Valencia bajó los brazos en el tramo final, y el Barcelona sentenció. De nuevo fue una gran jugada de Luis Suárez, que le regaló la pelota a Rakitic, que fusiló a Jaume desde cerca para poner el 0-2 definitivo.

 

Temas relacionados: , ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba