Archivo
17 de octubre de 2018 17/10/18

Champions League

Goleada sin brillo

El Barcelona encarrila su pase a las semifinales de la Champions tras derrotar 4-1 a la Roma, en un partido discreto de Messi y con dos goles en propia puerta del equipo italiano


4 de abril de 2018 - Sportyou

El Barça ha derrotado a la Roma en el partido de ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones (4-1), dejando encarrilado su pase a las semifinales de la competición, aunque las sensaciones a nivel de juego no fueron tan positivas como dice el resultado.

El Barcelona se encontró con los primeros problemas después de la salida de Neymar. Enfrente hubo una Roma muy compacta, y que además enfocó muy bien la defensa sobre Leo Messi. Generalmente, los equipos suelen cometer el error de entrar al argentino, que se marcha fácil de la marca y se aprovecha de ese espacio que queda liberado. Sin embargo, el cuadro italiano esperó, no metió el pie, y forzó al Barça al error.

Además, la alineación de Ernesto Valverde tampoco estaba enfocada a tener puñales que regateasen, y basta la elección de Sergi Roberto por Ousmane Dembélé en la posición de extremo derecho para explicarlo. Al equipo culé le costó mucho desbordar al italiano, y aunque tuvo alguna ocasión de forma puntual, nunca pareció que de verdad desbordase a su rival.

En el minuto 10, Messi remató desde lejos, aunque Alisson respondió bien, a pesar de no blocar. En el minuto 17 llegó la primera gran oportunidad para el cuadro local, después de que Rakitic sacase un potente remate que se marchó al palo, no pudiendo concretar Luis Suárez en el rebote. El propio Suárez tuvo un buen disparo que sacó Alisson con una buena parada, y fue en el minuto 38 cuando el Barça se adelantó, después de que una pared entre Iniesta y Messi fuese mandada a su propia portería por De Rossi.

En el segundo tiempo, la Roma salió con mayor agresividad, y de hecho tuvo una buena ocasión para empatar, después de que Perotti llegase muy libre de marca, pero su cabezazo se fue fuera. Messi avisó en el minuto 52, tras un buen recorte y remate de derecha, pero salió demasiado centrado.

Poco después llegó el 2-0, con bastante suerte, ya que de nuevo se aprovechó del Barça de otro gol en propia puerta. Fue un córner en corto en el que Messi dejó un gran pase sobre Ralitic, y el envío de este, tras remate de Umtiti y balón al palo, fue empujado en propia puerta por Manolas, con el que el equipo culé sumaba nada menos que cinco goles en propia puerta en esta edición de la Liga de Campeones.

Con el 2-0 la Roma se abrió más y el Barça consiguió hacer el tercero. Llegó en el minuto 59, cuando Luis Suárez se sacó un buen remate al palo largo, que sacó Alisson, y Piqué, a puerta vacía, consiguió empujar a placer. El Barça tenía todo controlado, aunque tuvo algún susto, sobre todo en el minuto 77, cuando ter Stegen perdió una pelota cerca de su área, pero después hizo una gran parada a remate de Defrel, y poco después volvió a responder con una gran parada tras disparo de Perotti.

No pudo resolver el alemán, eso sí, la acción del 3-1. Fue una pelota al área que dejó a Dezko peleando con Jordi Alba, donde físicamente no hay color, y el bosnio aguantó en pie para mandar un gran remate de zurda al ángulo. La desventaja de dos goles parecía una buena noticia para la Roma, pero un fallo grave en un despeje de la zaga local permitió a Luis Suárez sentenciar la eliminatoria.

Temas relacionados: , ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba