Archivo
17 de diciembre de 2018 17/12/18

Champions League

Batacazo histórico

La Roma gana 3-0 en el Olímpico y elimina al Barça en los cuartos de final de la Liga de Campeones contra todo pronóstico


10 de abril de 2018 - Sportyou

El Barcelona ha caído con estrépito en su visita a Roma (3-0), quedando eliminado por cuarta vez en los últimos cinco años en los cuartos de final de laLiga de Campeones, a pesar de haber traído del choque de ida un 4-1 que le dejaba con pie y medio en las semifinales de la competición.

El Barça se vio totalmente superado por el agresivo planteamiento de la Roma. Además de la actitud, hubo un ajuste táctico que marcó la diferencia. Eusebio Di Francesco decidió deshacer la defensa de cuatro vista en el partido de ida, jugando con tres centrales y presionando con mucha agresividad la salida del cuadro blaugrana. Nainggolan y Schick cerraban el pase a ambos costados, mientras que De Rossi y Strootman no daban espacio a Rakitic y Busquets, ahogando en todo momento la salida de balón de los de Valverde.

El Barcelona tuvo un leve acercamiento en el primer minuto, con una buena combinación entre Messi y Suárez bien desactivada por la defensa giallorossa. A partir de entonces, dominio constante de la Roma, que además creció en ánimo cuando en el minuto 6 de partido logró ponerse por delante en el marcador, después de que De Rossi le diera un excelente pase a Dzeko, que definió con maestría en el uno contra uno. Tuvo más ocasiones la Roma en esa primera mitad; un cabezazo de Schick que se marchó fuera, otro de Dzeko que detuvo ter Stegen, y otra opción de Schick que sacó bien Piqué.

Al descanso, cabía esperar algún ajuste de Valverde, pero los buscados no surtieron efecto. Ni retrasar a Busquets, ni centrar a Sergi Roberto provocó que el equipo culé pasase a dominar, y las cosas se pusieron peor cuando en el minuto 58, Gerard Piqué agarró dentro del área a Dzeko, siendo señalado el penalti que transformó francamente bien De Rossi.

Eso dio alas a una Roma que siguió apretando: Nainggolan remató flojo en el minuto 65, y Manolas no consiguió dirigir un cabezazo franco en el 69. El tanto hizo despertar ligeramente a Messi, pero su primer disparo, en el minuto 72, salió demasiado centrado. La Roma siguió apretando, y ter Stegen salvó un gol cantado en el minuto 78 a remate de El Shaarawy, Tanto fue el cántaro a la fuente que al final se rompió: en el minuto 82, Manolas cabeceó un córner para desatar la locura de la grada.

El tanto dejó tocadísimo al Barça, que metió mucha gente por delante de la pelota, pero sin generar ocasiones realmente claras. Messi buscó la pelota, pero apenas le llegó con ventaja, confirmándose una debacle que pasará a la historia negra del Barcelona en la Copa de Europa.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba