SPORTYOU

Archivo
6 de julio de 2020 6/07/20

Golf

Ballesteros, Olazabal… ¿y ahora Jon Rahm?

Jon Rahm

Su ascenso al profesionalismo del golf le está convirtiendo en un ídolo no solo para los españoles sino también para los estadounidenses, que empiezan a verle como el gran rival de los suyos


28 de marzo de 2017 Iñaki Cano - Sportyou

Del futuro más esperanzador a la realidad más patente. Así han cambiado las noticias sobre Jon Rahm tras su gran Campeonato del Mundo en Austin, donde obligó al número uno del mundo, Dustin Johnson, a jugar los 18 hoyos en la final del WGC Dell Match Play Championship. Su ascenso al profesionalismo del golf le está convirtiendo en un ídolo no solo para los españoles sino también para los estadounidenses, que empiezan a verle como el gran rival de los suyos.

El juego desplegado por el vizcaíno durante el WGC ha despertado definitivamente el interés de todos los medios de comunicación, sobre todo tras su reacción en los segundos nueve hoyos de la final. Johnson, con cinco hoyos de ventaja, vio cómo un recién llegado a la PGA le apretó las clavijas y a punto estuvo de llevarle a jugarse el título en los hoyos extra. A sus 22 años, Rahm está en el punto de mira de todo el mundo del golf. Se le espera en el Master de Augusta, del 6 al 9 de abril, para confirmar las expectativas que ha despertado. Después de Seve Ballesteros y de Chema Olazabal llegó Sergio García, que tras sus años de profesional sin ningún grande en sus manos ha dejado ahora paso al ‘Gigante de Barrika’.

Desde niño, Rahm siempre ha lucido el sello de campeón. Cada participación suya terminaba en un triunfo. Ya como amateur, viviendo y estudiando en Estados Unidos, consiguió una gran lista de triunfos: Trofeo Jacques Léglise 2011; Trofeo Bonallack 2012 ; Palmer Cup 2014; Trofeo Eisenhower 2014; Mejor joven español del 2010; Campeonato de España Junior, Campeonato Absoluto País Vasco, Bill Cullum Invitational del 2011; Copa Baleares, Campeonato de Madrid Absoluto del 2012; ASU Thunderbird Invitational, Campeonato de España Absoluto, Bill Cullum Invitational del 2014; Duck Invitational, ASU Thunderbird Invitational, NCAA San Diego Regional, Campeonato de España Absoluto, Tavistock Collegiate Invitational del 2015 y en el 2016 siendo aún amateur consiguió el ASU Thunderbird Invitational, NCAA Alburquerque Regional. Dos veces el Ben Hogan. Durante 60 semanas fue el mejor golfista amateur del mundo, defendiendo los colores de Arizona State Sun Devils.

Su entrada en el profesionalismo ha sido bestial: ha ganado su primer torneo de la PGA y ahora ha jugado la final del Campeonato del Mundo

Con semejante palmarés, no le quedaba otra que hacerse profesional. Su entrada ha sido bestial. En los primeros meses ha ganado su primer torneo de la PGA, el Farmers Insurance Open de San Diego, en enero, y ahora ha jugado la final del Campeonato del Mundo impresionando a los seguidores de este deporte. No mucho hizo unas declaraciones tras las que le tildaron de ‘loco’ y de ‘engreído’: “Mi meta no es ser sólo profesional, sino el mejor de la historia. Si Jack Nicklaus tiene 18 grandes, yo quiero tener 19”. Vistos sus primeros pasos en el campo profesional, ya no parece tan loco ni tan engreído. De momento, de Austin sale de viaje a Augusta, como número 14 del ranking mundial, con un millón de dólares en su cuenta corriente del golf. Un ‘niño’ de 1.92 de estatura que se ha ganado el respeto de todos sus rivales.

Rahm sale de Austin con la moral por las nubes pero con los pies en el suelo, gracias a los constantes ‘tirones’ de orejas de su manager, Tim Mickelson, hermano del ‘zurdo’ Phil Mickelson. Rahm lleva cinco años a los hermanos Mickelson, que le han ido ‘educando. Su mezcla y la de Rahm está dando un resultado magnífico para el de Barrika, que es portada en todos los medios, dedicados o no al golf. Aquel niño que fue expulsado en un torneo infantil en la Dehesa por un arrebato de rabia al fallar un golpe y que se escondió detrás de los árboles para llorar su error hoy es ese fenómeno que hace soñar a todos los no americanos, con dominar este deporte que nació en Europa y del que se adueñaron los ‘yankies’.

Temas relacionados:
Volver arriba