SPORTYOU

Archivo
13 de diciembre de 2019 13/12/19

LaLiga Santander

Aumenta la leyenda negra de la portería

Kepa Arrizabalaga se convierte en el último guardameta manoseado por el Real Madrid para no llegar al Santiago Bernabéu


23 de enero de 2018 - Sportyou

El anuncio este lunes de la renovación de Kepa Arrizabalaga por el Athletic de Bilbao ponía fin a un nuevo capítulo que se está escribiendo sobre la portería del Real Madrid desde que Iker Casillas saliese por la puerta de atrás hace ya varias temporadas.

Entonces, el portero encargado de ponerse bajo los palos fue Keylor Navas. Ya estaba en el equipo y asumió el rol de actor principal, un papel de interino porque en el club tenían otros planes para cubrir la portería. Ese mismo verano, el Real Madrid afrontó la operación para fichar a David de Gea pero entre Van Gaal, el Manchester United y el fax se la jugaron a Florentino Pérez y el costarricense tuvo que volver del aeropuerto de Torrejón para ponerse de nuevo los guantes.

Entonces, todo el mundo daba por hecho que De Gea no renovaría por el United y que vestiría de blanco. El portero tuvo que tragarse sus pasos en falso, renovó y enseguida se reconcilió con la afición. Esa operación fallida no frenó los planes de la casa blanca. El siguiente objetivo fue Donnarumma. El portero del Milan acababa contrato y se le vinculó con el Madrid. También acabó renovando por una millonada y otra de las perlas del mercado tampoco hacía las maletas.

En medio de todo esto, el Madrid nunca ha perdido de vista a Courtois, el portero del Chelsea. El belga tiene familia en España y desea volver a toda costa, pero tampoco se han dado las condiciones para entablar negociaciones porque el club inglés no está dispuesto a vender, salvo por una millonada. Con ese muro, el Madrid se fijó en Kepa Arrizabalaga, el portero del Athletic. Acababa contrato el 30 de junio próximo y su cláusula de rescisión para esta ventana de invierno era de 20 millones.

El Madrid lo quería, pero se metió de por medio Zidane con un ‘no’ rotundo con el apoyo del vestuario para Keylor Navas. Un fichaje que estaba encarrilado de repente saltó por los aires hasta el punto que el jugador se cansó de los cantos de sirena y ha renovado por el Athletic para disgusto de Florentino Pérez. Keylor Navas resiste pero le siguen moviendo la silla y a buen seguro que este verano se abrirá un nuevo capítulo de esta ya leyenda negra.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba