SPORTYOU

Archivo
21 de julio de 2019 21/07/19

General

Audi pone una nueva firma en la historia de las 24 Horas de Le Mans

Una nueva era ha llegado al automovilismo deportivo. Audi ha conseguido un espectacular doblete con sus E-Tron, los primeros bólidos híbridos en vencer en una prueba de primer nivel. El futuro del motor apunta a los motores eléctricos o semieléctricos a corto plazo, y la marca alemana ha dado un nuevo paso inscribiendo su nombre […]


17 de junio de 2012 David Sánchez de Castro - Sportyou

Una nueva era ha llegado al automovilismo deportivo. Audi ha conseguido un espectacular doblete con sus E-Tron, los primeros bólidos híbridos en vencer en una prueba de primer nivel. El futuro del motor apunta a los motores eléctricos o semieléctricos a corto plazo, y la marca alemana ha dado un nuevo paso inscribiendo su nombre en la historia de nuevo, como ya hicieran en 2006 con la victoria con el R10 TDI, el primer diésel en vencer en las 24 horas de Le Mans.

La victoria en el mítico trazado de La Sarthe ha sido para el mismo equipo que en 2011, formado por el suizo Marcel Fässler, el alemán André Lotterer y el francés Benoit Tréluyer. Este último tiene mención especial y doble mérito ya que el frío durante el ‘drive parade’ le pasó factura y cogió una fuerte gripe, que hicieron peligrar su participación en las últimas horas. Sin embargo, y pese a tener una fiebre muy alta, se montó en el Audi 1 y colaboró en la segunda victoria consecutiva para este trío. Detrás de ellos han entrado el llamado ‘Dream Team’ de Audi, formado por Tom Kristensen, que buscaba aumentar su leyenda con su novena victoria en las 24 Horas, Rinaldo ‘Dindo’ Capello, que quería convertirse en el piloto con más edad en ganar aquí con 48 años cumplidos este mismo domingo, y Alan McNish. Precisamente el piloto escocés tuvo una salida de pista a mediodía del domingo, unas pocas horas antes del final, y dejó expédito la victoria para el coche número 1. El podio lo ha completado el Audi 4

Las opciones de Marc Gené se han visto lastradas por los dos incidentes que ha tenido su compañero Romain Dumas, y en ambos casos por intentar adelantar a un doblado y, sobre todo, por un accidente con el español al volante a falta de tres horas para el final, debido al aceite que había en pista y en el mismo sitio donde Dumas se salió en la tarde del sábado. Después de 20 minutos en boxes, en el que el Audi ha reparado la maletrecha suspensión y la parte delantera de su coche, el equipo de Gené, Dumas y Loic Duval volvió a salir a pista y al final ha entrado en quinta plaza.

Demasiado pronto para lo que hubiera sido ideal, los sorprendentes Toyota se quedaron fuera de la lucha por la victoria. La pelea entre híbridos de la marca japonesa con Audi se diluyó en el primer tercio de la prueba de resistencia por excelencia, primero por el fortísimo accidente de Anthony Davidson, que sufre fractura de las vértebras 11 y 12, y después por un error garrafal del japonés Nakajima, que se llevó puesto el vistoso Deltawing de Nissan, y que destrozó el coche, con lo que al final, y después de varios intentos, tuvieron que abandonar.

En cuanto a los españoles en carrera aparte de Gené, en la categoría LMP2, Lucas Ordóñez, junto al veterano Martin Brundle y su hijo Alex, no tuvo suerte y entró en octava posición de su clase, decimoquinto absoluto. En GTE Pro, el equipo de Antonio García, Magnussen y Taylor, entró quinto de su clase con el Corvette.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba