Archivo
17 de octubre de 2018 17/10/18

LaLiga Santander

El Atleti vuelve a ponerse a 9 del Barça

El equipo rojiblanco vence por 1-0 al Deportivo gracias a un gol de Gameiro, que transformó un penalti sobre Saúl muy discutido por el cuadro gallego


1 de abril de 2018 - Sportyou

El Atlético de Madrid ha vencido al Deportivo de la Coruña en un disputado encuentro en el Wanda Metropolitano, que finalmente el equipo rojiblanco se ha acabado llevando por 1-0, lo que le permite recortar dos puntos con el Barça tras el pinchazo del líder en el Sánchez Pizjuán.  

Se presuponía en la previa un partido de dominio constante de los de Simeone, que sin embargo se encontraron con un rival que rindió mucho mejor de lo que ha sido habitual fuera de su estadio en este campeonato liguero. De nuevo los de Seedorf se fueron con las manos vacías, pero la imagen que dio el cuadro gallego, sobre todo durante los primeros 45 minutos, fue bastante más competitiva.

Cierto que el Atlético de Madrid contó de partida con dos ausencias trascendentales. Por un lado, Antoine Griezmann estaba sancionado, y por otro, Diego Costa se quedó en el banquillo después del tremendo golpe que se llevó en el encuentro que España y Argentina disputaron el pasado martes. El Cholo apostó por Gameiro como primer punta, con Koke cerca suya en el arranque del partido, dejando a Correa en su posición habitual en banda.

Al Atleti le costó mucho dominar el encuentro, sobre todo en el primer actpo, y más allá de un disparo alejado de Koke, la producción ofensiva en el tramo inicial fue bastante pobre. De hecho, en el minuto 26, el Dépor tuvo una opción clarísima en un contragolpe, pero Oblak hizo una brillante parada a Lucas Pérez para salvar a su equipo.

El cuadro colchonero se puso por delante en el minuto 34, después de que el colegiado señalase un discutido penalti por agarrón a Saúl. Gameiro lo transformó con maestría, ajustando el disparo a la izquierda de la meta defendida por Rubén.

En el segundo tiempo, y sobre todo tras la entrada de Diego Costa, que ingresó al terreno de juego en el minuto 60, el Atlético de Madrid comenzó a tener más presencia en área rival, pero en otro contragolpe el Deportivo pudo poner el empate. Fue una acción a campo abierto que Borja Valle no gestionó bien, aunque hay que darle todo el mérito a Lucas Hernández, que llegó desde atrás como un torbellino para arrebatarle el cuero al ariete del equipo gallego.

En el tramo final, el Atlético de Madrid si consiguió dormir el encuentro, bajando el ritmo a través del pase y sobre todo, sin asumir riesgos proyectando más jugadores de la cuenta por delante del balón, a lo que el equipo entrenado por Clarence Seedorf no pudo encontrar respuesta.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba