Archivo
18 de noviembre de 2017 18/11/17

Bundesliga

Arturo Vidal, el Dr. Jekyll y Mr. Hyde del fútbol

Arturo Vidal, del Bayern

El mediocampista chileno ha sufrido tan sólo 7 expulsiones en su carrera deportiva, pero fuera del campo, acumula innumerables polémicas


20 de abril de 2017 Juan Camilo - Sportyou

Como aquella novela de ciencia ficción es el extraño caso que se puede comparar con la realidad que vive Arturo Vidal en el fútbol mundial. El mediocampista chileno se ha encargado de estar en boca de todo el mundo por lo bueno y por lo malo. Es capaz de lo mejor y a la vez de lo peor. Su rendimiento deportivo dentro de la cancha es incuestionable pero sus actitudes, en muchas oportunidades, lo sacan de la posibilidad de ser de los mejores del mundo.

El primer Arturo Vidal es aquel que todos quieren en su equipo y el que los entrenadores quieren por todo lo que infunde dentro del terreno de juego. Esa fortaleza mental y física que contagia a sus compañeros en los momentos buenos, regulares y malos. Con el mismo ahínco en todos los partidos por más intrascendentes que parezcan hasta en duelos de exigencia máxima como los de la Champions League, eliminatorias de la Conmebol o competiciones con la bicampeona de América.

Justamente, aparece el segundo Vidal. Aquel que puede hundir a todo un equipo con sus actitudes dentro y fuera de la cancha. Su primera polémica comenzó en el 2007 en el Mundial Sub 20 de de Canadá en el que varios jugadores chilenos, entre ellos el hombre del Bayern Múnich, tuvieron una pelea con la policía local. De ahí en adelante la lista de polémicas es larga.

En noviembre de 2011 fue sancionado por Chile tras asistir a la fiesta de un compañero de selección y aparecer evidentemente alcoholizado a la concentración previo a un partido frente a Uruguay. Nuevamente el alcohol tomó partida en una concentración de la bicampona de América y en el 2013 volvió a publicarse un video en el que estaban en estaba en estado de ebriedad antes de un partido de selecciones.

Con la Juventus, también mostró su peor cara cuando en octubre de 2013, tras clasificarse al Mundial de Brasil 2014, llegó tarde a la concentración de aquel equipo dirigido por Antonio Conte y fue sancionado. Un año después, la vecchia signora tuvo que sancionarlo nuevamente tras presentar actos de indisciplina en una discoteca antes del partido contra la Roma.

El caso más reciente y el que más rechazo generó en la prensa chilena, quienes han sido férreos detractores de los comportamientos de Vidal por fuera del campo, fue en la Copa América de Chile 2015 cuando estrelló un coche por estar conduciendo en estado de embriaguez. En ese momento el seleccionador, Jorge Sampaoli, no lo excluyó de la selección ante el arrepentimiento mostrado por Vidal. Luego, como muestra de las dos caras del mediocampista, fue clave en la consecución de la competición para Chile.

Los medios chilenos han sido muy críticos con Arturo Vidal pero en el caso del partido frente al Real Madrid, todos concluyeron como injusta la expulsión del chileno. “El ‘Rey’ fue a la pelota y no cometió una infracción sobre su rival”, alegó ’24 horas’ de Chile para justificar la acción que determinó la primera expulsión del jugador en Champions League.

Vidal no era expulsado en un partido oficial desde hacía cuatro años y medio y en su carrera tan sólo ha visto siete expulsiones. En el Bayer Leverkusen tres, en Juventus una, en el Bayern Múnich una y en la selección dos. Arturo Vidal ha demostrado dentro del campo ser un líder positivo por todo lo que infunde pero por fuera de él, es negativo y criticado por su accionar. Dos personalidades del chileno que por fuera del campo, se transforma.

Temas relacionados: , ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba