SPORTYOU

Archivo
26 de agosto de 2019 26/08/19

Premier League

El Arsenal sufre para vencer al nuevo Swansea de Bradley

Theo Walcott

Aunque Walcott puso una ventaja de dos goles en la primera media hora, la expulsión de Xhaka le dio vida al conjunto visitante


15 de octubre de 2016 - Sportyou

El Arsenal venció con muchos apuros al Swansea después de jugar en inferioridad el último tramo de partido por expulsión de Xhaka. Walcott brilló con dos tantos gracias a algunos errores defensivos del conjunto visitante. Los de Wenger igualan en lo más alto de la tabla con el Manchester City.

Bob Bradley mostró un ordenado 4-4-2 en su debut en la Premier League con el Swansea que complicó al Arsenal el movimiento de balón en los últimos metros. La primera ocasión local llegó en un saque de esquina, con un cabezazo de Mustafi que pegó en el larguero.

El conjunto galés intentaba una salida rápida con la velocidad de Fer o Routledge y conseguía mantener el encuentro en una fase pausaba que les beneficiaba. Sin embargo, antes de la media hora Bellerín sirvió un centro desde la derecha, Amat se entretuvo en el control y Walcott estuvo avispado para meter la pierna y convertir el 1-0.

El tanto le hizo daño al Swansea, que intercambiaba momentos de presión adelantaba y casi le costó un disgusto cuando Alexis Sánchez ganó la espalda a la zaga. El remate salió desviado, al igual que el disparo de Bellerín instantes después en una nueva incorporación al ataque.

Fue Walcott quien marcó el 2-0 a la salida de un saque de esquina que incluso pudo controlar en el área pequeña tras un nuevo error defensivo.

Cuando más controlado parecía el encuentro, Xhaka se despistó en la salida de balón, Sigurdsson robó y sacó a relucir su excepcional disparo de media distancia para recortar distancias. El Swansea revivió e incluso pudo empatar antes del descanso, en una acción a balón parado que remató Cork.

No obstante, tras el descanso el Arsenal volvió a tomar el mando y pronto amplió la ventaja por medio de Özil, que remató de primeras un centro medido de Alexis. Quedaba claro en esos momentos que Bradley deberá dedicar horas extra con la línea defensiva.

Aún así, los visitantes no se dieron por vencido y Barrow sirvió un gran centro raso desde la derecha para que Borja Bastón, que acababa de entrar al campo. Al instante, Xhaka completó su desastrosa actuación al ver la tarjeta roja directa después de cometer una dura entrada.

A partir de ese momento el Swansea se volcó en la búsqueda del empate. Sigurdsson tuvo la ocasión con un remate alto en el punto de penalti. Respondió el Arsenal con un contragolpe que finalizó Walcott, que se quedó a las puertas del hat-trick con un disparo al poste.

 

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba