Archivo
15 de octubre de 2018 15/10/18

Europa League

Nunca dejan de creer

El Atlético de Madrid saca un valiosísimo empate de Londres ante el Arsenal (1-1), después de jugar 80 minutos con un jugador menos


26 de abril de 2018 - Sportyou

El Atlético de Madrid ha sacado un empate muy valioso de Londres frente al Arsenal (1-1), después de tener que jugar durante más de 80 minutos con un jugador menos. 

El arranque de partido fue una pesadilla para el Atlético de Madrid. Vrasljko vio cartulina amarilla en el minuto 2 por hacer una falta a Wilhsere, y en el minuto 9 vio la segunda por un pisotón sobre Lacazette. La jugada condicionó de forma evidente el partido, hasta el punto de que Simeone enloqueció y fue expulsado. A partir de ahí, el Arsenal vivió su mejor momento en el choque, con un Atleti muy agobiado.

Ya antes había tenido dos buenas ocasiones Lacazette, con gran respuesta de Oblak, pero a partir de entonces el asedio comenzó a ser más claro. Welbeck tuvo una ocasión muy clara que sacó Oblak con el pie, y Koscielny falló un remate claro tras un córner. El Atleti se mantuvo vivo gracias al excelente nivel que mostraron su guardameta y Godín, artífices de la resistencia.

A eso se sumó alguna buena salida al ataque. Griezmann encontró una gran posición de remate en el minuto 36, aunque su disparo salió demasiado centrado y Osipna lo repelió bien. Al filo del descanso, el Atlético de Madrid tuvo otro buen acercamiento, pero el remate de Correa, tras una buena acción, disparó demasiado alto.

En el segundo tiempo, el Arsenal salió con todo, apretando mucho, y consiguió en el minuto 60 adelantarse en el marcador. Fue después de una pérdida de Griezmann en la salida de pelota. El francés la perdió, y Lacazette cabeceó un gran servicio desde la banda izquierda, anticipándose a Lucas para poner el 1-0 parcial.

A partir de ese momento, el Arsenal ganó mucho en lo anímico, y apretó aún más al Atleti. Lacazette en el minuto 69 tuvo un gran cabezazo que se marchó pegado al palo, y Xhaka, en el 73′, buscó un remate lejano que se marchó arriba por poco. Una situación realmente delicada de la que pudo salir gracias a una jugada aislada en el minuto 84. Fue un contragolpe en el que Griezmann pudo con Koscielny y Mustafi y logró batir a Ospina.

El Arsenal lo intentó, con menos fe que antes, pero aún así consiguió acercarse con peligro y estar a punto de ponerse 2-1. Fue una buena jugada por banda derecha con cabezazo de Ramsey al palo largo, momento en el que Jan Oblak sacó una manopla impresionante, dificilísima, para aguantar un empate valiosísimo.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba