Archivo
17 de diciembre de 2018 17/12/18

Opinión

Opinión

Argentina puede ganar el Mundial


  • 28 de junio
    de 2018
  • Paco Navacerrada

Seguramente todo el mundo espera que haga una disertación acerca de la eliminación de Alemania, vigente campeón del mundo, de este Mundial de Rusia. No lo voy a hacer. Bastante desgracia ha tenido la selección germana en su justicia y rigor que ya serán ellos mismos los que tengan que hacer ese ejercicio de autocrítica que, como buenos alemanes, a buen seguro harán.

Prefiero hablar de la clasificación de Argentina. Increíble clasificación. Hacía mucho que no veía a una selección favorita pasarlas tan canutas como a Argentina el otro día contra Nigeria. Y no será la primera vez que un combinado nacional que pasa esta fase inicial ‘in extremis’ se convierte en campeón del mundo un par de semanas después.

Y entre mi memoria selectiva escojo los recuerdos del Mundial de 1982. Sí, el que se jugó en España. En ese Mundial, Brasil llegaba como gran favorita. Con una selección con jugadores de la talla Toninho Cerezo, Junior, Sócrates, Falcao, Zico o Eder, Brasil bordó el fútbol en el Mundial de España. Una primera fase inmaculada, con tres victorias y diez goles marcados. Espectacular. No he vuelto a ver a nadie jugar al fútbol así. Todo el mundo pensaba que Brasil iba a arrasar. Pero no.

Italia pasó de milagro la primera fase del Mundial de España. Tres empates ante rivales como Polonia, Camerún y Perú llevaron a los italianos a la segunda fase. Italia se clasificó por marcar un gol más que Camerún. Pero a partir de ahí, Italia fue otro equipo.

En la segunda fase, también fase de grupos, pero de tres selecciones cada uno, Italia cayó en el grupo de Brasil y de Argentina. Italia y Brasil habían ganado su partido a Argentina y se jugarían el pase a la semifinal entre ambos. 3-2 para Italia, y el Brasil del ‘jogo bonito’ se marchó para casa con cara de todo. Italia, a la contra, con Paolo Rossi y auténticos perros de presa, acabó con una leyenda.

Italia se clasificó para semifinales, en donde se midió a Polonia. Rossi, que ante Brasil había comenzado su idilio con el gol, hizo un doblete y metió a los italianos en la final, en la que Alemania también cayó.

Italia, tras hacer una primera fase lamentable, se proclamó campeón del mundo. Ahora, Argentina, tras superar esta primera fase, tiene una oportunidad que, el otro día contra Nigeria, a falta de cinco minutos, ni soñaban con poderla tener. Habrá que estar muy atentos este sábado al Francia-Argentina. Será el momento de saber si los argentinos quieren ser campeones o naufragarán como ante Islandia y Croacia. Y, ojo, que Leo Messi no podrá hacerlo él solo.

Temas relacionados: ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba