Archivo
15 de noviembre de 2018 15/11/18

Opinión

Opinión

¡Árbitro, la hora!


  • 23 de octubre
    de 2018
  • Iñaki Cano

No se le puede permitir al campeón de Europa, al Real Madrid, terminar en su campo encerrado y pidiendo la hora contra un equipo muy inferior y que pareció muy superior. Es cierto que los blancos llegaron mas de 20 veces a la portería del Viktoria Plzen pero los checos también pudieron adelantarse varias veces y al final incluso empatar al campeón. Jugaron tan bien que han dado una vuelta olímpica al Bernabéu. Un homenaje público que demuestra que pusieron contra las cuerdas a todo un Real Madrid.

Emilio Butragueño ha transmitido a todos los aficionados la tranquilidad necesaria: Julen Lopetegui se sentará en el banquillo del Camp Nou pese a la mala imagen y a la desconfianza que rodea al equipo, desde los jugadores hasta el cuerpo técnico. Ni unos ni otros son fiables. Desde el primer minuto el equipo puso en la garganta de todos los aficionados un nudo que no desapareció ni con el 2-0, que aumentó con el 2-1 y al final del partido desató el agobio en forma de pitos que la megafonía intentó ocultar.

A Lopetegui sólo le servirá para continuar en el cargo ganar al Barça en el Camp Nou. La espada de ‘Damocles/Florentino’ está señalando la espalda del entrenador, que se clavará a las primeras de cambio y algunos jugadores de esta plantilla ¿campeona? pueden ir buscándose equipo. Nadie en el club confía en ellos ni en su actitud. No se puede ser jugador del Real Madrid y estar más despistado que una burro en un garaje.

A Florentino Pérez, ahora más que antes por venir de tres Champions consecutivas, se le atragantan las situaciones de agobio. No le gusta que le busquen con la mirada los amigos en el palco con gestos de preocupación y mucho menos aguanta que ‘su’ Real Madrid termine encerrado frente a un equipo menor bailándoles mientras que la grada y los jugadores pedían la hora al colegiado.

De momento la agonía para el cuerpo técnico continuará unos días más y aunque gane al Barça en el Camp Nou la cruz estará señalando al siguiente partido. Y si hubiera el más mínimo traspiés, a la liquidación solo le faltaría la fecha y la firma de un despido que ya está aprobado.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba