SPORTYOU

Archivo
31 de enero de 2023 31/01/23

Fútbol

América se come a Europa

Una vez que todas las selecciones han jugado dos de los tres partidos de la primera fase del campeonato se puede sacar un conclusión inapelable: América domina e inclina el Mundial con autoridad ante una desconocida Europa, decepcionante Africa y voluntariosas Asia y Oceanía. Las selecciones de Sudamérica han iniciado la competición a lo grande. […]


22 de junio de 2010 Sergio Barriocanal - Sportyou

Una vez que todas las selecciones han jugado dos de los tres partidos de la primera fase del campeonato se puede sacar un conclusión inapelable: América domina e inclina el Mundial con autoridad ante una desconocida Europa, decepcionante Africa y voluntariosas Asia y Oceanía.

Las selecciones de Sudamérica han iniciado la competición a lo grande. La apretadísima fase de clasificación (las eliminatorias como dicen por allí) hacía presagiar que algo estaba cambiando. Brasil ya no se clasificaba de calle, Argentina mucho menos y Uruguay en la repesca por culpa de Chile y Paraguay. En los dos primeros partidos Brasil ya se ha clasificado, Argentina y Uruguay lo tienen a huevo; Paraguay y Chile dependen de sí mismas, sin ninguna presión ajena. Brasil parece que no juega un fútbol de altísimo nivel, pero a su ritmo arrolla y además puede ser una de las mejores defensivamente con sus dos medios centros y dos centrales de mucho nivel. Argentina ha despejado todas las dudas y se ha parado la noria en la que se había subido Maradona. Ha ganado con autoridad y con Messi en sobresaliente los dos partidos. Los argentinos se lo creen y crecen. Chile juega bajo el sello de Bielsa. Es un equipo muy ofensivo, que incorpora muchos jugadores al ataque. Sólo se lamentan de una cosa: haber ganado por la mínima sus dos partidos y tener que jugársela con España. Uruguay empató el primer encuentro con Francia, cuando aún se gestaba en la concentración gala el manicomio que es hoy, y luego dieron buena cuenta de la anfitriona con un Forlán estelar. El último partido con México parece un trámite entre buenos amigos en el que puede que terminen a besos. Paraguay también tiene a tiro la clasificación jugando el último partido con Nueva Zelanda y además le puede hacer un favor a Italia. Los cinco sudamericanos son líderes en sus grupos.

De los del norte, Estados Unidos ha confirmado su crecimiento y el nivel mostrado en la Copa Confederaciones. Sorprendió a Inglaterra y sino fuese por un árbitro hoy podría estar clasificado después de remontarle el partido a Eslovenia. Si gana a Argelia se mete en octavos. México empezó empatando con Sudáfrica y sonaron las alarmas en la selección de Aguirre, pero luego pasaron por encima de Francia -ahí ya era un manicomio- y se aseguraron un plácido último partido con los uruguayos. Sólo la humilde Honduras se cae del pleno americano en octavos.

La otra cara son las ‘grandes’ selecciones europeas, excepto Holanda ya con los deberes hechos. Hay que incluir a España por la sorprendente derrota ante Suiza aunque lo tenemos en la mano para entrar en octavos. Ni siquiera Alemania, que empezó apabullando, puede asegurar que estará en octavos e incluso parece que por si acaso tienen reservado vuelo de vuelta. Los germanos se la juegan en el último partido con Ghana y puede que el empate no les sirva. Portugal, en el grupo más duro, también cuenta con todas las opciones después de la humillante goleada a Corea del Norte y se jugará la primera plaza con Brasil. Un poco peor lo tienen Italia, aunque como casi siempre y con dos empates pueden meterse en la última jornada, e Inglaterra que deberá ganar en el último partido a Eslovenia. Los de Capello son una de las grandes decepciones del Mundial. De Francia poco hay que decir. Lo tiene en chino y los jugadores están deseando marcharse y que comience cuanto antes la revolución francesa de Laurent Blanc. De las humildes, la más destacada es la Serbia de Antic, que ganando a Australia se clasifica.

Pero la gran decepción son las selecciones africanas. Las cinco participantes se pueden quedar fuera de los octavos. Camerún ya está en casa, Sudáfrica lo tiene imposible, igual que Costa de Marfil, Nigeria necesita una carambola y únicamente Ghana mantiene intactas sus opciones con Alemania por delante. El Mundial de Africa no ha sido el trampolín que tanto tiempo lleva anunciándose de una selección del continente negro. Se esperaba mucho más sobre todo de Costa de Marfil con Drogba y compañía, pero su grupo era el más duro, y tambien del Camerún de Eto’o para discutirle la segunda plaza a Dinamarca y Japón.

Volver arriba