SPORTYOU

Archivo
18 de mayo de 2022 18/05/22

General

El Espanyol echa una mano al Madrid

Un derbi en Cornellá-El Prat es sinónimo de espectáculo. El Espanyol, el equipo que más puntos ha arrebatado al Barcelona en las últimas cinco temporadas, le ha quitado otros dos. Un golpe que llega en un momento dulce para el cuadro azulgrana, que había saltado con su once de gala, el mismo del Bernabéu, lo […]


8 de enero de 2012 José Mendoza - Sportyou

Un derbi en Cornellá-El Prat es sinónimo de espectáculo. El Espanyol, el equipo que más puntos ha arrebatado al Barcelona en las últimas cinco temporadas, le ha quitado otros dos. Un golpe que llega en un momento dulce para el cuadro azulgrana, que había saltado con su once de gala, el mismo del Bernabéu, lo que redobla el mérito de los pericos. Impulsado por su calurosa afición, tan acertada dando aliento a sus jugadores como equivocada insultando a Alves, el Espanyol se multiplicó, incomodó el talento azulgrana y acertó cuando menos llegaba al área de Valdés. Y es que el gol de Álvaro, que anuló el inicial de Cesc, fue a cinco del final. Le dio tiempo a Raúl Rodríguez de desviar con la mano en el área pequeña un remate de Pedro.

Nada más empezar el Espanyol mostró una de las aristas de su planteamiento: el espacio entre Dani Alves y Puyol. Corrió Verdú y Sergio García esperó en la banda izquierda. Su centro lo remató el propio Verdú en dos ocasiones, pero Valdés y Piqué sacaron bajo palos. Había salido muy fuerte el Espanyol, pero en un cortocircuito cometieron tres errores groseros. Primero Cristian Álvarez entregó el balón a Messi, pero el gol fue anulado correctamente por mano del delantero. Después Raúl cedió mal el balón, si bien Alexis no ganó el mano a mano. A la tercera fue la perdida para el Espanyol. Dani Alves puso un centro al borde del área, donde apareció Cesc para rematar de cabeza con una potencia extraordinaria. Pese al buen testarazo, Cristian pudo hacer más para evitar el gol.

La presión del Espanyol no bajó. Iniesta, Xavi, Busquets y compañía apenas tenían tiempo para pensar. En cuanto controlaban la pelota un jugador rival les mordía. La calidad de Verdú y la velocidad de Thievy, Sergio García y Weiss se lo hizo pasar mal al Barcelona, que pagó los riesgos de una defensa de tres. Hasta tres ocasiones claras tuvo el Espanyol antes del descanso, pero Guardiola no corrigió el esquema y siguió confiando en Alves como extremo. Le dio tiempo a Cesc de toparse con el palo después de un regate maravilloso ante Héctor Moreno. Fue a 25 minutos del final cuando Dani Alves volvió al lateral. Así, con el paso de los minutos Iniesta y Xavi se hicieron con el control del partido. El Espanyol bajó las revoluciones, pero no perdió el orden y protegió la portería de Cristian Álvarez, lesionado en el tramo final. Una jugada puntual, un centro que peinó Thievy y cabeceó en boca de gol Álvaro Vázquez, electrocutó al Barcelona cuando más cómodo se encontraba. El larguero y la mano de Raúl evitaron que el conjunto de Guardiola se corrigiera a tiempo. A cinco puntos del Real Madrid, el Barcelona ya no depende de sí mismo para ganar la Liga BBVA.

Volver arriba