SPORTYOU

Archivo
19 de octubre de 2021 19/10/21

Pilotos

Así ha cambiado el mundo desde que no gana Alonso

Fernando Alonso

El circuito de Montmeló fue el escenario de la última victoria del bicampeón español, hace cuatro años y un día, cuando aún militaba en Ferrari


13 de mayo de 2017 David Sánchez de Castro - Sportyou

El 12 de mayo de 2013, Fernando Alonso, en el GP de España, lograba su 32ª victoria en la Fórmula 1. Desde entonces, se ha subido ocho veces más al podio (todas con Ferrari) y ha vivido una travesía en el desierto, con imágenes absurdas y surrealistas como la de echar un partido de pádel mientras sus compañeros trabajan en la pista.

Cuatro años y un día después, el mundo ha cambiado notablemente. Estas son algunas pinceladas de lo que ocurría en 2013, cuando aún se consideraba a Alonso un candidato a victorias:

Política

En España, Mariano Rajoy llevaba dos años de presidente del Gobierno en su primera legislatura y el país estaba sumido en una profunda crisis. Barack Obama era su homólogo en Estados Unidos, y Donald J. Trump era un empresario cuya principal ocupación pública era la de presentador de ‘El Aprendiz’. Nicolás Maduro acababa de ser nombrado presidente de Venezuela, y en Cuba aún seguían idolatrando a Fidel Castro, aunque este ya hacía tiempo que había dejado el poder en manos de su hermano Raúl.

El Estado Islámico aún era una facción de Al Qaeda, y no se había convertido en una de las principales amenazas para la seguridad mundial. Kim Jong-Un acababa de celebrar su primer año como presidente de Corea del Norte, y François Hollande lo haría como presidente de la República de Francia tres días después de que Alonso ganara en Montmeló. Para entonces, el Papa Francisco llevaba apenas dos meses sentado en el trono de San Pedro, tras la renuncia voluntaria de Benedicto XVI.

El término ‘Brexit’ no existía en el pensamiento colectivo, y David Cameron gozaba de su máximo índice de popularidad, tanto en Gran Bretaña como en el resto de la Unión Europea.

Cine y Televisión

La tercera temporada de ‘Juego de Tronos’ ocupaba las conversaciones de los fans a las series, en firme competición con ‘Dexter‘, que afrontaba su recta final. ‘Masterchef’ se ha había convertido en un incipiente fenómeno televisivo en la 1 de Televisión Española, y Ana Pastor se encontraba preparando ‘El objetivo’, que arrancó dos semanas después en La Sexta.

En las pantallas de cine de todo el mundo arrasaba Iron Man 3, convirtiendo a Robert Downey Jr. en uno de los actores mejores pagados del planeta, mientras Disney acababa de preparar su ‘Frozen’, para noviembre, y Warner la segunda parte de ‘El Hobbit: la desolación de Smaug’. La película ‘Argo’, Ang Lee, Daniel Day-Lewis, Jennifer Lawrence o Christophe Waltz fueron algunos de los vencedores de los Óscar de aquel año.

Deporte

El Real Madrid aún contaba con nueve Copas de Europa, y era el Barcelona quien reinaba con paso firme en el fútbol español. Tito Vilanova era el técnico blaugrana, mientras que en el banquillo del otro lado del puente aéreo estaba José Mourinho. Cuando Alonso ganó en Barcelona, Rafa Nadal estaba enfilando la defensa del torneo de Roland Garros de 2013, que conquistó, eliminando por el camino a Novak Djokovic en semifinales, y Garbiñe Muguruza acababa de llegar a la WTA con la conquista del torneo de Hobart, en dobles, con Tita Torró. En Fórmula 1, Sebastian Vettel estaba en pleno apogeo de su reinado con Red Bull, y Michael Schumacher aún era compañero de Nico Rosberg en Mercedes.

Y así podrían seguir sumándose hechos, fechas, recuerdos… Y ninguno cambiará una realidad: entre el Alonso de 2013 y el de 2017 hay mucho trecho de por medio, y sobre todo, muchas decepciones.

Temas relacionados: ,
Volver arriba