SPORTYOU

Archivo
16 de octubre de 2019 16/10/19

Motor

Agridulce desenlace para Alonso en sus primeras 24 horas de Daytona

Cadillac impone su ley en una edición de la mítica prueba marcada por la presencia del bicampeón español de F1. Antonio García, mejor español, 3º en la categoría GTLM


28 de enero de 2018 - Sportyou

Fernando Alonso concluyó su segunda aventura americana en una posición mucho más lejana de la que esperaba. El asturiano quería, junto a sus compañeros Phil Hanson y Lando Norris, llevar el Ligier JS P217 del United Autosports con el dorsal 23 a un ‘top 5’, pero la mecánica y la idiosincrasia propia de una carrera como las 24 horas de Daytona le lastró demasiado.

Aunque el asturiano tenía, antes incluso de salir, muy pocas opciones de victoria, una serie de problemas mecánicos le dejaron fuera de la pelea definitivamente. Tras un primer relevo (le tocó hacer la salida) en el que llegó a ponerse al frente del pelotón, dejó a sus compañeros que entrasen en la noche de Daytona, con especial protagonismo para un Lando Norris que se ha descubierto como un enorme piloto, con una actuación memorable en lluvia en plena madrugada.

Sin embargo, lo que consiguieron los pilotos se lo arrebató la mecánica. Hanson, primero, vio cómo pinchaba, y después una avería en el cilindro maestro del freno dejaba a Alonso cuarenta minutos esperando en boxes. Las sensaciones de que podía acabar en el ‘top 5’ se esfumaron, y se confirmó el desastre al borde de la conclusión de las 24 horas cuando él mismo tuvo que entrar en boxes para que le intentaran arreglar una nueva avería en los frenos, y finalmente Norris se quedase sin completar la última hora de carrera, con el Ligier aparcado en boxes. A falta de cinco minutos para la meta, salió de nuevo el joven británico para darse el gusto de entrar en meta y ver el banderazo a cuadros. Lo hizo a 90 vueltas del líder.

https://twitter.com/McLarenF1/status/957701232344354816

Pese a la decepción, Alonso explicó en instagram sus buenas sensaciones. “Contento, muy cansado, porque al final he conducido cerca de 8 horas, así que los músculos un poco entumecidos. Fue una carrera, por desgracia, un poco llena de percancses y problemas que nos hicieron perder muchos minutos, pero contento de la experiencia, de sacar tantas horas, de luchar y sentirnos competitivos cada vez que estábamos en la pista. Todo lo que he aprendido, a ponerlo en práctica en el futuro. Gracias a los que habéis venido aquí y me habéis seguido, y ahora a pensar en la pretemporada de Fórmula 1 que está a punto de comenzar”, contó, sonriente.

Dani Juncadella y sus compañeros del Oreca 37 del equipo de Jackie Chan tampoco tuvieron el resultado esperado. El barcelonés, junto a Lance Stroll (piloto de la escudería Williams de Fórmula 1), Felix Rosenqvist y Robin Frijns, también sufrió serios problemas mecánicos, derivados de sendos pinchazos, y al final acabó en 15ª posición. Las únicas buenas noticias para los españoles llegaron en la categoría GTLM, ya que Antonio García, Jan Magnussen y Mike Rockenfeller consiguieron llevar a meta el Corvette C7.R a la tercera posición de su clase, 13º de la general, por detrás de la pareja de los Ford. Miguel Molina, el cuarto español en liza, vio cómo su Ferrari salía ardiendo en las primeras horas de la prueba, lo que unido a que sus cuatro compañeros en el coche no eran de mucho nivel, acabó antepenúltimo.

La victoria de la prueba fue para uno de los favoritos, el Cadillac número 5 de Felipe Albuquerque, Joao Barbosa y Christian Fittipaldi, que acabó por delante del 31 de Felipe Nasr (ex piloto de Sauber, al que echaron), Mike Conway, Eric Curran y Stuart Middleton.

Temas relacionados: ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba