SPORTYOU

Archivo
18 de octubre de 2021 18/10/21

Opinión

Opinión

¡Allez le Bleus! … Y muy poco más


  • 15 de julio
    de 2018
  • Iñaki Cano

Francia es un merecido campeón del Mundial 2018. Con gran diferencia ha sido la selección menos mala en Rusia. Comenzó ganando su primer partido con la ayuda del VAR frente a Australia y a partir de ese penalti los franceses han ido cubriendo etapas con un fútbol poco atractivo para el espectador pero espectacular para los seguidores franceses, que ya tienen dos estrellas en su camiseta azul.

Comenzando por España, que se empeñó en dar pases de izquierda a derecha y viceversa sin avanzar ni superar a sus rivales, y pasando por Alemania, que no superó la fase de grupos, este campeonato -salvo pocas y contadísimas excepciones- ha sido mediocre y con muy pocos detalles excepcionales que recordar.

Una de esas excepciones podría ser Croacia, que se convirtió, partido a partido, en la selección de todos aunque supiéramos que la final contra Francia era más probable que la perdiesen. Luka Modric y los suyos nos fueron ganando prórroga a prorroga pero sabíamos que el sueño era complicado de cumplir, tanto o más que ver a Bélgica en la final. Quizás haya sido la selección que mejor ha jugado, pero se quedó en el camino ante los campeones.

Leo Messi, Cristiano Ronaldo, Iniesta, Luis Suárez, Isco, Toni Kroos o Neymar se han marchado de Rusia como grandes fracasados junto a sus selecciones. De ellos se esperaba al menos unas semifinales y no se han comido un colín.

Olivier Giroud, delantero de centro de Francia, ha trabajado muchísimo pero ha levantado la copa sin haber marcado un solo gol; algo que me demuestra que este Mundial es el peor de todos los que he visto, en vivo o grabado. Nadie me ha sorprendido gratamente y ninguna selección me ha dejado huella para bien. Quizás la tecnología del VAR haya hecho que en este Mundial, gracias a él, los perdedores no se excusarán en los árbitros ni en sus errores para justificar el desastre.

Sueño con el invierno de 2022 deseando que en Catar aparezcan selecciones y jugadores que como hace años nos enamoren y nos descubran otras maneras de jugar al fútbol. Espero que para entonces las figuras dejen de ser decorativas como lo han sido en Rusia y sueño con levantarme en el 2023 con una segunda estrella en el corazón como ahora lucen, Mbappé, Griezmann, Varanne, Lucas Hernández, Dembélé o Samuel Umtiti.

Temas relacionados:
Volver arriba