SPORTYOU

Archivo
2 de agosto de 2020 2/08/20

Opinión

Opinión

Algo tendrá el agua cuando la bendicen


  • 14 de julio
    de 2020
  • Iñaki Cano

Con Zinedine Zidane reconozco que soy un negacionista de sus éxitos, pero también es cierto no me escondo ante sus abrumadores números al frente del banquillo del Real Madrid. Suma títulos, uno detrás de otro y sin despeinarse. Perdón por la broma. El francés ha sabido manejar los egos de su plantilla y ahí están los números, que sólo indican éxitos. Cuando el río suena es porque agua lleva y la de Zidane es bendita para los madridistas.

Si no es el jueves, será después. Aunque hasta el rabo todo es toro, LaLiga de la COVID-19, no se le escapa al Real Madrid. Desde que regresó la competición ha ganado todos los partidos. Sufriendo, sí, pero ha ido sumando de tres en tres. Ha superado al líder anterior al confinamiento hasta mirar al FC Barcelona por el retrovisor y de paso le está metiendo en una crisis de resultados e institucional al máximo rival, donde hay un enorme distanciamiento entre la directiva y Leo Messi. Además, Quique Setién y su cuerpo técnico a veces ni se miran con el ’10’, ni con buena parte de la plantilla, y sólo el título de la Champions League podría enmascarar la crisis, si es que no vuelve a ganarla Zinedine Zidane, que capaz sería.

Lo de Zidane es digno de estudio. Siendo quien fue como jugador, los mensajes desde dentro que llegan cada dos por tres no son excelentes pero ahí están sus números y su manejo de las estrellas blancas. Pese al trato hacia algunos, como son los casos de James o Bale, a la mayoría de la plantilla los mantiene a su favor y mueren por él.

Zidane, como decía don Luis Aragonés, sólo sabe ganar, ganar, ganar y volver a ganar. Lo sigue tan al píe de la letra que nos tapa la boca con los títulos a los negacionistas que seguimos viendo nubes en el cielo del Real Madrid. Se fue dejando tirado al club después ganar Champions y LaLiga, oteando un horizonte con nubarrones, y volvió en plan salvador diciéndole al que manda aquello de “ya te lo había dicho”.

Muy mal se le tiene que dar al francés para que no me dé con LaLiga en toda la boca y me demuestre mi equivocación con él. No quiero pensar la que puede armar en Lisboa, un año más, como elimine al Manchester City. Al final tendré que reconocer que algo tendrá el agua de Zidane cuando la bendicen.

Temas relacionados: ,
Volver arriba