Archivo
21 de octubre de 2017 21/10/17

Opinión

Opinión

Agárrense fuerte a Marcelino


  • 12 de agosto
    de 2017
  • Chema Mancha

Si llego a escribir esto justo después del partido de presentación del Valencia CF (perdió 1-2 contra el Atalanta) habría salpicado de sangre el teclado del portátil. Ni uno vivo, nadie sin una crítica cabrona, todos rajados de arriba a abajo. Pero me fui a dormir.

Ahora, 12 horas después y con un café relajante de por medio, me vienen antes las palabras de Marcelino que los fallos que se dieron ayer.

“No hago milagros”. “Llevo seis semanas”. “La plantilla será muy diferente el 31 de agosto”. Leñe, Marcelino tiene razón. Piensa frío, Chema. Proyecto totalmente nuevo con 12 bajas respecto al año pasado (de momento), fichaje de la columna vertebral con dos jornadas disputadas de Liga, sigue sin haber gol y entrenador nuevo. En seis semanas es imposible que se vea algo de lo que se tiene que ver ya en marzo. Y si se ve algo es mérito exclusivo del cuerpo técnico y de los jugadores que se aplican pese a sus limitaciones.

Marcelino recibió en la presentación un apoyo del que pocos entrenadores han gozado. Lo tiene todo para triunfar en el Valencia menos la plantilla necesaria y el tiempo necesario. Y aún así él transmite confianza en que, a pesar de esas dos limitaciones, va a lograrlo.

Se debería dejar trabajar a este entrenador incluso con aquello que a priori no nos gusta porque él sabe más. A mí por ejemplo me chirría lo de Carlos Soler en la izquierda, como a todos. Sufro al verlo ahí, sin campo, limitado por la línea de cal, perdido en sus movimientos. El chico no sabía cuándo tenía que ir a apoyar a Gayà o quedarse era abrir campo. Sólo se le vio cómodo en un par de arrancadas con balón hacia el medio. Nacho Gil creó más peligro en la misma posición en cinco minutos que Soler en una hora entera y eterna.

Le pregunté explícitamente a Marcelino por esa situación táctica. Me argumentó lo siguiente: ”Vamos a jugar con un 4-4-2 que puede ser 4-4-1-1 en la mayoría de las ocasiones. Carlos nos ofrece buen juego creativo en situaciones intermedias que ayuda a los dos centrocampistas a crear fútbol, nos aporta llegada y nos aporta ambición, trabajo, seriedad, compromiso. Creo que muchas cosas que queremos implantar (…) A la vez necesita un tiempo de adaptación, pero creo que nos va a venir muy bien en el sentido en que nos va a ofrecer trabajo y colaboración en el aspecto defensivo a la hora de presión y recuperación y luego nos va a aportar creatividad y llegada”.

Paciencia. Seguramente Marcelino vea en él cosas que el resto de gente no tengamos por qué verlas. Habrá que esperar un par de meses para concluir si el entrenador tenia razón. O el chico sale muy reforzado o hundido de esta. Apuesto por lo primero.

“En septiembre y octubre tenemos la situación de vernos con semanas blancas sin competición europea para poder adaptar a los nuevos fichajes”. Marcelino tiene un plan y ese plan de Marcelino es lo único que tiene Mestalla. Agárrense fuerte a él, vienen curvas.

Temas relacionados: ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba