SPORTYOU

Archivo
6 de diciembre de 2019 6/12/19

Opinión

Opinión

13 escalones


  • 17 de septiembre
    de 2019
  • Ricardo Rosety

No soy supersticioso. No me gusta tener una manía como esa, aunque a veces me deje llevar por el instinto para evitar ciertos rituales por culpa de un “por si acaso”. Cuenta un expresidente reconocido en el fútbol español que no era supersticioso porque “da mala suerte”. Un entrenador de baloncesto con un reconocido libreto en la ACB iba cambiando manías hasta que decidió descartarlas todas porque “no puede ser que te creas que ganas o no, por el color de una corbata”. No le ha ido mal con su decisión.

El Signal Iduna Park es el estadio donde el FC Barcelona inicia esta temporada su camino en la Champions League. Lo escuchas, y lo primero que se te viene a la cabeza es su grada inmensa. Sus 25.000 espectadores en la Bundesliga que se quedan en 10.000 asientos por la obligatoriedad de la UEFA y que siempre inmortalizas en una foto. Y si se llena, más. Lo que es más complicado es conocer los secretos de sus accesos y sus escaleras. Todo en ese estadio tiene un sentido. Todo tiene un significado. Y más en un club al que en Dortmund le ven con la mejor plantilla desde que ganó la Champions hace más de 22 años.

Desde hoy, todos los participantes tienen 13 partidos por delante para levantar la Copa de Europa en Estambul a finales de mayo. 13. Ni más ni menos. 13. Hoy le tocará al Barça comenzar ese tránsito en un escenario donde al bajar del autobús esperan dos caminos para llegar a los vestuarios. El del Borussia Dortmund incluye bajar 12 escalones por el camino de la izquierda. El del equipo visitante, hoy el Barcelona con Leo Messi, está obligado a bajar por el lado derecho. Y ese tiene… 13 escalones. Ni uno más, ni uno menos. 13. Contados. Y hecho a conciencia. Por… incordiar. Como para estar pendiente del color de la corbata, de pisar el campo con la derecha o de repetir un ritual antes del pitido inicial. 13 escalones para empezar una Champions con la posibilidad de disputar 13 partidos. Como para ser supersticioso. Si es que no compensa.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba