Archivo
26 de marzo de 2019 26/03/19

Opinión

Opinión

…Y Pep rechazó 15 millones de Abramovich


  • 10 de febrero
    de 2011
  • Elías Israel

Roman Abramovich lleva tejiendo la operación Pep desde hace bastante tiempo. Su primer desencuentro con el actual técnico del Chelsea, Carlo Ancelotti, tuvo que ver con la petición de incorporar a Chapi Ferrer a su equipo de trabajo en el club inglés. El italiano se negó. La ‘órbita Chelsea’ tiene largos tentáculos y se colocó al ‘Chapi’ como primer entrenador del Vitesse holandés. Necesitaba coger experiencia y tenerle ‘en su órbita’. El ex lateral azulgrana y de los ‘blues’ conoce bien la idiosincrasia del fútbol ingles y del Chelsea en particular.

El segundo movimiento pretendía ser la contratación de Txiki Beguiristain, siempre relacionado con el fin último de conseguir que Pep aceptase ser técnico del Chelsea el 1 de julio y crear un espejo en el funcionamiento deportivo del Barça de Laporta. Esta operación era conocida en la industria del fútbol y, de hecho, Sportyou la contó pormenorizadamente en su momento.

Pep y su equipo podían haber estirado el chicle hasta ver cómo acababa la temporada. Sólo desde su barcelonismo y desde el compromiso con este equipo de jugadores y colaboradores se puede entender que el técnico azulgrana haya apostado por dar estabilidad al entorno y evitar que su futuro fuese más importante en los corrillos que el próximo partido.

Pep apuesta por la renovación. Cualquiera que conozca a Abramovich sabrá que es de los que, cuando tiene algo en la cabeza, siempre vuelve. Es corredor de fondo. Si no es 2011, lo volverá a intentar en 2012, a menos que antes encuentre al entrenador que le dé la Champions. Que se lo pregunten a Fernando Torres, al que cortejó más de dos años.

Algunos pensarán que 15 millones por temporada es una locura. El Madrid le paga 10 netos a Mou y pagó 16 por su libertad en el Inter para un contrato de cuatro años. Así se cotizan los mejores entrenadores del mundo.

Estoy seguro de que Pep algún día acabará entrenando en la Premier, pero es bueno no olvidarse de lo que vale y a lo que renuncia. Lo digo para cuando vengan mal dadas.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba