SPORTYOU

Archivo
21 de julio de 2019 21/07/19

Opinión

Opinión

¿Y por qué no Roberto Carlos?


  • 23 de junio
    de 2011
  • Paco Navacerrada

Se aproxima la fecha del Trofeo Santiago Bernabéu, el partido que honra al mejor presidente que tuvo nunca el Real Madrid, y, como cada año, aún no se sabe qué equipo se enfrentará al Real Madrid en ese último martes o miércoles de agosto. El Real Madrid había invitado al Schalke 04, con Raúl González a la cabeza, pero el equipo alemán desestimó la oferta porque el día 25 de agosto debe jugar partido de la previa de la Europa League. Tras el rechazo del conjunto germano, se pensó en que, tal vez, el Besiktas, equipo en el que juega José María Gutiérrez ‘Guti’, podría aceptar la invitación. Y la directiva del conjunto turco aceptó la propuesta blanca, pero rápidamente hubo de desecharla porque se dieron cuenta de que el día 25 de agosto el Besiktas también debe jugar partido de la previa de la Europa League.

Es verdad que aún faltan más de dos meses para jugar ese partido, pero en vista de los precedentes me asusta pensar que no sea un equipo con la vitola de campeón de Europa. Desde 2002, año en el que disputó el Torneo del Centenario, con la presencia de Bayern Munich, a la postre campeón, Liverpool y Milan, además del Real Madrid, han pasado por el Bernabéu en la última semana de agosto equipos tales como River Plate, Pumas, Selección MLS, Anderlecht, Partizán, Sporting de Lisboa, Rosenborg y Peñarol. Lejos ha quedado en el tiempo el espíritu por el que se creó este Trofeo, que además de honrar la figura de don Santiago Bernabéu, quería traer a los mejores equipos europeos que hubieran ganado, al menos una vez, la Copa de Europa. Comenzó siendo un torneo cuadrangular, y la falta de fechas lo ha convertido en el partido de presentación del equipo ante su afición. Pero esa afición pide equipos potentes, con solera y tradición. Y si eso no es posible, al menos que haya una emoción en el ambiente.

Y tras las renuncias del Schalke y del Besiktas, no estaría de más que el Real Madrid se plantee la opción del Anzhi Majachkala, equipo ruso en el que juega Roberto Carlos, que salió del club al finalizar la campaña 2006-07, con la Liga en el bolsillo, el que fue su decimotercer título como madridista. Roberto Carlos es el jugador extranjero que más partidos ha disputado con el Real Madrid, es historia viva del club y se merece el homenaje de un campo lleno, 80.000 madridistas ovacionándole y Florentino Pérez entregándole un recuerdo de ese día que, a buen seguro, será inolvidable para un hombre que fue madridista por encima de todo. Que pregunten al Anzhi Majachkala si puede venir. Todos los madridistas irán al campo a aplaudir al que durante once temporadas fue el dueño de esa banda izquierda. Recordando sus carreras por la banda arriba y abajo y sus golazos se me pone la piel de gallina. Y me pregunto: ¿Por qué no Roberto Carlos para el Trofeo Santiago Bernabéu?

PD. Me decía mi abuela que ‘contra el vicio de pedir está la virtud de no dar’. Ahí tenemos a Ángel di María, el argentino que aterrizó en el Real Madrid hace menos de un año, que se ha descolgado desde Argentina solicitando a su entrenador una revisión de su contrato, por supuesto, al alza. Di María completó una excelente temporada, pero tiene todavía unos cuantos años de contrato. No creo que se haya depreciado mucho en un año la moneda en la que el Real Madrid paga su contrato. Parece que en el Real Madrid alguien se ha enfado por esta salida de pata de banco del argentino y por supuesto que van a decirle a Di María, por si no lo sabe, el refrán que decía mi abuela, aunque, seguramente, cuando regrese a España, el jugador dirá que el no ha dicho eso, que todo ha sido un malentendido y que la culpa fue del mensajero. Vamos, como siempre.

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba