Archivo
16 de junio de 2019 16/06/19

Home

¿Qué le ocurre a Jorge Lorenzo?

Después de cinco pruebas del mundial de MotoGP, Jorge Lorenzo no termina de encontrar la puesta a punto de la moto y la suya personal. No es el piloto que el mundo admiraba y aplaudía. Él tampoco está satisfecho de sus actuaciones y está ofuscado por todo lo que le está pasando esta temporada. En […]


19 de mayo de 2014 - Sportyou


Después de cinco pruebas del mundial de MotoGP, Jorge Lorenzo no termina de encontrar la puesta a punto de la moto y la suya personal. No es el piloto que el mundo admiraba y aplaudía. Él tampoco está satisfecho de sus actuaciones y está ofuscado por todo lo que le está pasando esta temporada.

En las cinco carreras, en una se cayó, el piloto ha puntuado en cuatro sumando un total de 45 puntos, que le dejan muy lejos del fenómeno Márquez. Mientras Marc disfruta y gana cada prueba, Lorenzo sufre en cada curva. Ni él ni la moto funcionan. Y si la moto es por problemas mecánicos, el piloto lo es porque mentalmente no está como antes.

En Le Mans, Jorge Lorenzo confesó a los periodistas que seguía trabajando en la máquina y en su cuerpo pero que no estaba disfrutando: “No entiendo como pueden decir otros pilotos que disfrutan encima de la moto, yo nunca he disfrutado desde que con tres años empecé con las motos. Yo disfruto como vosotros cuando voy al cine, a la playa con los amigos o jugando a la Play, pero en la moto hay que estar concentrado en cada curva y en cada frenada y si además las cosas no salen como las has preparado, pues se pasa mal”.

Estas declaraciones de Lorenzo explican su estado de ánimo en estos momentos. Siempre ha sido muy sincero y exageradamente claro, pero en Francia tras su sexto puesto, lo ha sido aún más. Hasta el punto de preocupar a su entorno que ha respirado al escuchar sus últimas palabras ante los periodistas: “Este estado de ánimo dura un día y luego otra vez a trabajar. Tengo que volver a ser como el año pasado competitivo. Debo recuperar la competitividad”.

Yamaha también sigue preocupada porque no termina de hacer los ajustes necesarios que le piden Rossi o Lorenzo para intentar acercarse a Marc Marquez, que toma una ventaja importante de cara al título. En Mugello, si no quiere despedirse del Mundial, deberá volver a hacer esas salidas que le daban unas centésimas de ventaja sobre los demás. Lorenzo, ahora ni con el banderazo inicial, tiene la confianza necesaria que se precisa para ser el mejor.

De momento solo una vez ha subido al cajón. Fue en el GP de Argentina donde quedó tercero. Un podio que le sabe a poco acostumbrado a subir muy a menudo a empaparse de cava. Y para colmo de sus desdichas, Dani Pedrosa, sigue superándole una carrera sí y otra también. La ofuscación de Lorenzo según pasan las carreras se hace mas grande porque no ve el avance. Una progresión que no existe ni en él ni en su caballo metálico, en el que cada día está más incomodo. En el GP de Italia se conocerá si Lorenzo ha recuperado la confianza y las ganas de disfrutar, pero sobre todo si “disfruta” sobre la Yamaha.

Temas relacionados: , , ,

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba