Archivo
16 de octubre de 2018 16/10/18

Opinión

Opinión

¿Qué Brasil será España?


  • 05 de diciembre
    de 2009
  • Elías Israel

El Mundial ha empezado. Un reto descomunal para la mejor generación de futbolistas del fútbol español. Chile, Honduras y Suiza, para abrir boca. Salvo el respeto que se debe tener a cualquier equipo que entrene Marcelo Bielsa, España es superior y no debería tener excesivos problemas para superar la primera fase.

Existe un tópico en el fútbol que dice que “para ser campeón del mundo hay que ganar a todos”. No es del todo exacto. La primera fase permite algún tropiezo. Cualquier buen aficionado recuerda la lamentable primera fase de Italia en el Mundial de España y como consiguió doblegar a la mejor Brasil de los últimos 30 años.

Aquel equipo con Zico, Falcao, Sócrates, o Toninho Cerezo era una máquina de jugar al fútbol. La mejor Selección que yo he visto. Ver cada partido de Brasil era una fiesta, como nos pasa con el equipo de Del Bosque, desde que La conquistase la Eurocopa. Sin embargo, la Italia de Paolo Rossi fue capaz de superar a dos selecciones míticas en lo futbolístico. Pudo el gen ganador italiano al fútbol pulcro de la canarinha o de la Francia de Platini, Giresse, Tigana… que era otro equipazo.

España es la Selección que mejor juega del mundo, pero no nos engañemos. Entre lo sublime de nuestro fútbol, se coló una tanda de penalties contra Italia. Una auténtica lotería, que por una vez nos tocó. Ganar cualquier competición, además del estilo, depende de matices, de decisiones puntuales, de tener el punto exacto de fortuna. Todos tenemos claros que va a ser un Mundial atípico porque en Sudáfrica será pleno invierno y eso ayuda a los equipos que corren más que a los que a tocan. Por no hablar del estado de los terrenos de juego. Será un Mundial de grandes sorpresas. De hecho, con Dunga en el banquillo, no sería extraño que Brasil cayese a las primeras de cambio.

Pelé, sin embargo, nos ve como el Brasil del 70, seguramente la selección modelo en toda la historia de las Copas del Mundo. El considerado mejor jugador de la historia sabe que no hay ninguna selección que se haya acercado tanto al mito que crearon junto a él, Gerson, Tostao, Jairzinho y Rivelino. Precisamente, ése fue el fantasma que persiguió a la Brasil del 82 y que no consiguió superar. El halago debilita.

Suponiendo que España supere la primera fase, el cruce va a ser demoledor. Sale del que Kaká ya definió ayer como ‘el grupo de la muerte’ en esa impresionante foto, que se vistió de rueda de Prensa en el estadio Santiago Bernabéu. ¿Caer ante Brasil con cinco títulos a sus espaldas o ante Portugal, con Cristiano Ronaldo, sería un fracaso? Incluso, contra Costa de Marfil con Drogba y todo el peso del fútbol africano a sus espaldas.

España va a pasar a la historia por su manera de jugar, como el Brasil del 82, pero para ser la Brasil del 70, además de ser fieles a nuestro estilo, hay que superar las multiples emboscadas que tiene una Copa del Mundo. En eso, francamente, no tenemos experiencia. Pensar que jugamos mejor que Brasil, Argentina, Italia, Alemania o Francia es lógico. Pensar que somos favoritos es una imprudencia.

Artículo publicado en el diario ‘Público’

Temas relacionados:

Suscríbete a nuestro newsletter

Volver arriba