SPORTYOU

Archivo
20 de septiembre de 2020 20/09/20

Opinión

Opinión

¿Adaptación?


  • 27 de noviembre
    de 2012
  • Iñaki Cano Martínez

· Pau Gasol sufre tendinitis en las dos rodillas
· Phil Jackson: “Los Lakers necesitan tiradores para ganar el anillo”
· El traspaso entre Pau y Stoudemire es improbable

Mike D'Antonim entrenador de Los Angeles Lakers

Cuando la velocidad entra por la puerta, la precisión sale por la ventana. Los Lakers pierden balones en su proceso de adaptación a su nueva vida en el mundo de D’Antoni. Una plantilla preparada para jugar a otro estilo que sufre en esa metamorfosis que Buss decidió hace unos días pensando más en el ego que en las necesidades de una plantilla de oro y diamantes.

Llegar con la competición empezada y con un cargamento de presión de dimensiones colosales no ayuda. Sin embargo, esta plantilla no está configurada para lo que ha defendido siempre D’Antoni. Algo, por otra parte, con lo que no ha jugado nunca unas Finales de la NBA. Y los Lakers es lo que quieren jugar. No llegó Phil Jackson porque Jim no quiso. No aceptó la realidad de que ese hombre era el indicado. Los Lakers mejorarán y no harán el ridículo tan a menudo. Están en período de rodaje. Harán cosas buenas pero menos de las que deberían porque Phil y el triángulo ofensivo eran más adecuados. Ya se hubiera encontrado la fórmula para no relevar a la esquina al base (Nash). Phil es más listo que nadie. Lo hubiera logrado…

Los Thunder acabarán funcionando. Pero no existe la certeza que nos empuje a pensar que llegarán a hacerlo tan bien como la pasada temporada. Algunas de las decisiones tomadas por Brooks duraste las Finales fueron pistas para comprender que, a lo mejor, no es capaz de sujetar los impulsos de Westbrook, definir una nueva rotación y ejecutar fórmulas que solucionen los problemas que se presenten en la pista por el técnico rival.

Del Negro tiene mala prensa. Siempre ha sido así y mucho debe demostrar siempre para o ir “tranquilo”. Ahora tiene a su disposición a una gran plantilla. Dibuja una rotación efectiva y anotadora. Eso sí, sufre ante equipos que traban el ritmo y cierran el espacio aéreo de la pintura. Tendrá que solucionar esa cuestión si no quiere ser el “pim pam pum” de la prensa y de la grada. Cuando lleguen Billups y Grant Hill, la película será mejor aún. Si sintonizan, candidatos a todo.

Volver arriba