CRISTIANO ES SUPERFAVORITOCRISTIANO ES SUPERFAVORITOCRISTIANO ES SUPERFAVORITO

CRISTIANO ES SUPERFAVORITO

El Balón de Oro busca dueño y todos los indicios apuntan a que Cristiano Ronaldo conquistará el trofeo más preciado por los futbolistas. El portugués, cuyo final de temporada ha resultado sencillamente colosal, ha conseguido sobreponerse incluso a la falta de títulos del Real Madrid en la pasada campaña. Sin embargo, su descomunal capacidad goleadora, además de la manera en que lideró a Portugal en la repesca del Mundial, parecen jugar un papel definitivo en la decisión final de seleccionadores, capitanes y correponsables de ‘France Football’, que son los que, a la postre, tienen la decisión final. La singular y faltona actuación del presidente de FIFA, Joseph Blatter, alabando a Leo Messi y ridiculizando a Cristiano ha tenido un claro efecto bumerán, para que el máximo organismo del fútbol mundial parezca querer desagraviar al luso de cualquier manera. Esa fue la lectura más clara de la ampliación del plazo de votación, repesca mundialista incluida. Sin embargo, lo que venga se lo habrá ganado Cristiano Ronaldo sobre el terreno de juego.
Leo Messi, que volvió a deslumbrar en la primera mitad de año, tiene difícil alcanzar su quinto Balón de Oro consecutivo. El argentino cuenta como aval que, para muchos, es el mejor futbolista del mundo. Nunca se ha sabido muy bien cuál es la delgada línea entre el mejor del año y el mejor del planeta. En esa ecuación es donde seguro arañará muchos votos. Está claro que, como máximo exponente del Barcelona y de la albiceleste, que entró por la puerta grande en el Mundial de Brasil, Messi es el único que parece poder hacer sombra a Cristiano en esta votación.
Si nos atenemos a resultados futbolísticos, el ganador debería ser Franck Ribery. El Bayern de Munich de Heynckes ganó todo lo ganable en el año 2013, pero al igual que ocurrió con la España campeona del mundo son varios los jugadores de ese equipo que merecían, tanto como Ribery, estar en la terna, especialmente Arjen Robben. En la anterior época del Balón de Oro, en la que solo votaban periodistas, podría tener más opciones por ser francés. Sin embargo, al votar seleccionadores y capitanes de todo el mundo, aspectos como la proyección marketiniana de los iconos influyen mucho más que el rendimiento personal o el reconocimiento a un equipo campeón.
El próximo lunes conoceremos al nuevo Balón de Oro y, llegados a este punto, todo lo que no sea la foto de Cristiano Ronaldo con el preciado trofeo sonaría a sorpresa mayúscula.