Recreando al MITORecreando al MITORecreando al MITORecreando al MITO

Recreando al MITO

EL NIÑO QUE FUE A HACERSE UNA FOTO CON ROSSI HA REPETIDO LAS DOS mANIOBRAS MÁS FAMOSAS Y ESPECTACULARES DEL ITALIANO.

La relación entre Valentino Rossi y Marc Márquez es muy especial. El italiano siempre fue el ídolo de Márquez y Rossi se ha encariñado con ese niño que fue a pedirle un autógrafo hace años y que ahora se ha convertido en su sucesor. “No es exagerado decir que Márquez es el nuevo Rossi”, ha declarado el italiano, que ve en el joven español una versión 2.0 de él mismo. Y no solo por el pilotaje, las ‘poles’, las victorias y el dominio en las luchas cuerpo a cuerpo; más bien por la forma de comportarse y actuar, por divertirse en un mundo tan competitivo, por sonreír siempre...
El italiano acepta con naturalidad que su sucesor es más rápido que él y bromea sobre ello, como cuando le dijo al oído en tono jocoso “eres un bastardo”, tras el adelantamiento en Laguna Seca o cuando propuso que “deberían sancionar a Marc dos o tres temporadas” para quitárselo de en medio.
Lo increíble de esta historia es que Márquez ha materializado esta sucesión en dos momentos asombrosos.
última curva de Jerez
Los aficionados al motociclismo recuerdan bien el adelantamiento de Rossi a Sete Gibernau en la última curva de Jerez durante el GP de España de 2005. Además de ganar la carrera, ese día Rossi destrozó psicológicamente a su rival en su propia casa. Sete ya no volvió a competir del mismo modo a partir de ese momento.
En una maniobra increíblemente similar, con las dos motos chocando, Marc hizo un calco de ese adelantamiento a Jorge Lorenzo. Aunque “sólo” se disputaban el segundo puesto de una carrera que ganó Pedrosa, había mucho más en juego. Jorge es infinitamente más sólido psicológicamente que Gibernau, pero ese adelantamiento le dolió mucho. Ese día Márquez dejó claro que estaba dispuesto a todo por alcanzar la gloria y que no iba a respetar a los popes de la categoría. Pero sobre todo, añadió un halo de leyenda a su carrera. No sólo era el sucesor de Rossi, había recreado uno de sus momentos más famosos.

el mítico sacacorchos
El otro adelantamiento del italiano que todo el mundo tiene en la cabeza es la pasada a Casey Stoner saliéndose de la pista en el sacacorchos de Laguna Seca en 2008. Stoner había ganado el título el año anterior, parecía invencible con su rápida Ducati. Al darle esa humillante estocada, Rossi le bajó de las nubes y le hizo besar la lona. Ese año, el italiano ganó el Mundial.
El de California es un circuito de otra época y esa doble curva, un lugar sagrado para los aficionados de las motos. Y allí Márquez volvió a reescribir la historia, haciéndole al mismísimo Rossi lo mismo que él le había hecho a Stoner, Marc trazó más abierto en la entrada ciega y cogió el interior en el siguiente viraje, adelantando por fuera de la pista a su rival. A diferencia de Stoner, Rossi no se quejó, entendió que Márquez ya no era su rival y que su tiempo como mejor piloto del mundo ya había pasado.