Audi da en el clavoAudi da en el clavoAudi da en el clavoAudi da en el clavoAudi da en el clavo 

Audi da en el clavo

se trata de la versión más potente de la actual gama a3, en concreto del 1.8 de 180 cv, a falta de la versión más deportiva

Dinámicamente el Audi A3 es un vehículo sobresaliente y cuenta con varios sistemas de ayuda a la conducción para hacer más sencillo la conducción bajo algunas circunstancias. Entre los sistemas que tenía la unidad de pruebas destacamos el radar de aparcamiento delantero y trasero y control de crucero con control de distancia con el vehículo precedente.
La unidad de prueba montaba unos neumáticos Continental Sportcontact3 de medidas 225/45R18 con un agarre muy bueno, tanto en seco como en mojado, un muy bajo nivel de ruido y un límite de adherencia muy alto. Esto, unido a un esquema de suspensiones bastante firme, pero no incómodo, hace que el A3 sea un coche muy noble que a ritmo normal es confortable y muy seguro. Confortable gracias a una suspensión firme pero no brusca que filtra muy bien esos pequeños baches y roturas de la carretera. Es tirando a firme en compresión y más blanda en extensión.
Como comentábamos, el A3 es un coche seguro y fácil de conducir, no sólo por los sistemas de seguridad activa y pasiva de que dispone, sino por su sistema de frenos de funcionamiento impecable. Este coche frena y lo hace muy bien. El tacto del pedal de freno es perfecto, con una primer recorrido en el que podemos dosificar sin problemas la potencia de los frenos sin recibir mucha mordiente de golpe. Frena y lo hace rápido pero suavemente. El ABS sólo entra en funcionamiento si frenamos “de verdad”. Nos ha gustado mucho, nos ha recordado a coches mucho más deportivos.
Y ahora toca hablar del motor 1,8 TFSI con 180 CV (132 Kw) a partir de 5.000 rpm y un par motor de 250 Nm entre 1.250 y 5.000 rpm. El cambio, S tronic de doble embrague y siete velocidades, es un cambio muy rápido y efectivo en conducción deportiva. En circulación a baja velocidad o en recorridos urbanos, nos da algún tirón que otro. Pero en carretera abierta es una delicia, sobre todo cuando decidimos jugar con las levas del volante. El cambio automático de doble embrague y siete velocidades S tronic puede funcionar en modo automático o en modo manual, accionando el selector del cambio hacia delante para subir marchas o hacia atrás para bajarlas. Pero si lo preferimos, tenemos unas levas en el volante para realizar el cambio de marchas. Con esta combinación del grupo motriz logramos unas prestaciones muy destacables, acelerando de 0 a 100 km/h en 7,2 segundos, con una velocidad máxima de 232 km/h.
El A3 con este motor no es un coche con un consumo bajo. Respetando los límites de velocidad el gasto medio de carburante ha sido de 7 litros cada 100 km. En nuestro recorrido habitual, yendo ligeros pero no excesivamente, hemos tenido un consumo de 8,5 litros. No es un consumo muy excesivo y tampoco esperábamos cifras menores después de probar este motor en el Ibiza FR.
El A3 tiene un sistema absolutamente recomendable, el Audi drive select que nos permite elegir cuatro programas que modifican diferentes parámetros de diversos dispositivos y la forma en la que el motor entrega la potencia, el cambio, la suspensión, etc. Los cuatros programas prefijados son el efficiency, auto, comfort y dynamic.
El A3 es un producto realizado con vocación de ser la referencia en el segmento de los compactos. Tiene todos los argumentos necesarios para ello. En un segmento en el que nadie destaca claramente sobre el otro, son los detalles los que harán que uno sea mejor que el otro. Y el A3 gana en la distancia corta, una vez se prueba el coche, enamora. Ese es su fuerte. Vale que el diseño no es rompedor y si continuista, pero este es un nuevo coche que mejora en todo a la generación anterior. Esta versión está disponible por muy poco más de 29.000 euros, rozando la psicológica cifra de los 30.000 euros. La gama A3 parte desde los 23.820 euros, puesto en la calle. El A3 es un buen coche donde se palpa lo que vale el coche. Se pone muy interesante el segmento son el Serie 1, el A3 y el nuevo Clase A. Detrás llega el grupo perseguidor con el nuevo Golf a la cabeza. Y las distancias entre todos se reducen...