Bronca en la calle 4Bronca en la calle 4

Bronca en la calle 4

justin gatlin desafía a usain bolt por la supremacía en los cien metros. se verán las caras en los juegos olímpicos de londres

Los velocistas son los atletas más peculiares. Son los reyes del tartán y con un perfil muy definido. Acostumbran a ser algo altivos, con una pizca de arrogancia y muy propensos a enseñar el musculito cuando pasan la línea de meta en primer lugar. No cultivan precisamente la humildad y viven permanentemente vigilando los movimientos, dentro y fuera de la pista, de los contrarios. El más veloz es Usain Bolt. Lo dice su marca, con poco más de nueve segundos y medio. El jamaicano ha marcado una tendencia por su forma de correr, de machacar a los contrarios y de exhibirse fuera de las pistas con su arco ficticio derribando todo tipo de barreras y de contrarios allí por donde aúna zancada tras zancada para humillar al que lo desafía.
Este papel lo ha asumido de manera inesperada Justin Gatlin. El velocista norteamericano ha subido al ring para desafiar al arquero. “Han visto el ‘show’ de Bolt durante un par de años, ahora quieren que haya otro que entre en el juego”, manifestó después de vencer en la reunión de Doha, una de las reuniones de la Liga Diamante, y acabar la prueba por debajo de los diez segundos. 
Justo ahora que los Juegos Olímpicos de Londres están a la vuelta de la esquina se ha encendido la mecha. Y a Bolt le gustan los desafíos. El jamaicano no ha dudado en contestar al americano: “No quiero ser grosero ni nada, pero creo que Gatlin ya tuvo su oportunidad. Es curioso las cosas que dice; creo que tiene que pasar a un par de tipos antes de preocuparse por mí”. La guerra se ha iniciado.